01 enero 2011

El Espejo. Cuento japonés.

Había una vez en Japón, hace muchos siglos, una pareja de esposos que tenía una niña. No eran ricos y vivían del cultivo de un terreno. La esposa era una mujer hermosa, sencilla e ingenua.

Un año, en que la cosecha no fue buena el marido, tuvo que partir en busca de trabajo fuera de su aldea. Su ausencia fue por mucho tiempo y, cuando regresó, lo hizo con dos regalos. A la niña le llevó una muñeca, y a la mujer un espejo de bronce plateado. La mujer miró el espejo con gran maravilla puesto que no había visto nunca un objeto similar. Quedó fascinada y sorprendida cuando, al mirarlo y reflejada en él, contempló a una joven y alegre muchacha a la que no conocía.

-Míralo y dime qué ves dentro.- le preguntó el marido
-Veo a una hermosa joven que me mira y mueve los labios como si quisiera hablarme ¿Quién es esta mujer?..
 El marido rió mientras le decía:
-¿No te das cuenta de que este es tu rostro? . Se llama espejo y en la ciudad es un objeto muy corriente.

La mujer quedó encantada con aquel maravilloso regalo, guardándolo con sumo cuidado en una cajita metálica. Como lo consideraba un objeto misterioso, solo de vez en cuando, lo sacaba para contemplarse. No conocía su magia pero entendió que, en él, aparecía su propia imagen. Era un regalo de amor, y los regalos de amor son sagrados. Durante muchos años, lo tuvo siempre escondido.

La mujer enfermó un invierno. Su salud, que había sido siempre delicada y frágil, se resintió con el frío extremo de ese año. Cuando sintió próximo su fin, tomó la caja del espejo y, sonriendo, se la dio a su bella hija que, por aquel entonces, se había convertido en una joven de parecido extraordinario al de la madre , diciéndole:

-Pronto dejaré de estar aquí, pero no te entristezcas. Debes prometerme que mirarás este espejo todos los días. Me verás en él y te darás cuenta de que, aunque lejos, siempre estaré velando por ti.

Al morir la madre, la muchacha cumplió a diario lo prometido. Miraba el espejo y en él veía la cara de su madre, tan hermosa y sonriente como antes de la enfermedad. Con ella hablaba y a ella le confiaba sus penas y sus alegrías; y, aunque su madre no le decía ni una palabra, siempre le parecía que estaba cercana, atenta y comprensiva.

Ingenua como su madre, jamás dudó que el rostro reflejado en la chapa reluciente no fuese el de ella. Hablaba a la adorada imagen, convencida de ser escuchada.

Un día el padre le sorprendió, en la ventana, mientras murmuraba al espejo palabras de ternura.
-¿Qué haces, querida hija?, le preguntó.
-Miro a mamá. Fíjate en ella, no se le ve pálida y cansada como cuando estaba enferma,  parece más joven y sonriente...

El padre quedó tan impresionado y emocionado que nunca se atrevió a decirle que a quién contemplaba, todos los días en el espejo, era ella misma y que, tal vez por la fuerza del amor, se había convertido en la fiel imagen del hermoso rostro de su madre.


... “Porque, especialmente en estos días, me gusta pensar que las personas que ya nos dejaron... ¡siguen estando de una manera u otra!. (Querida Mari, siempre en mi recuerdo)…”.

57 comentarios :

  1. Hola, muñeca, espero que estés de buen humor, y con una gran sonrisa, por lo maravilloso que escribiste... no te pongas triste, que no vale la pena, todo en esta vida, necesita un poco de valentía, y esas personitas están más cerca de ti, aunque no las veas, pero las sientes, porque están en tu corazón...

    Felicidades por esas palabritas, cuídate...

    Evy ♥

    ResponderEliminar
  2. Evy, preciosa, tienes tanta razón... Lo que pasa es que, en Navidad, se notan más las ausencias.
    Bueno, tú no te preocupes, que estoy bien y quería hacer algo especial para alguien que lo fue y ¡mucho!.

    Mi primer post del año y tú mi primera visita... Presiento que nos seguiremos viendo mucho (cuando no tengas clase, que éso es lo primero).

    Un abrazo y muchos besazos. Yo me voy a acostar ya que es casi la 01:00 de la madrugada.

    Buenas noches rrrrrrrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado. ¿Es tuyo?
    Creo que si tuviera un espejo sin duda también vería a mi madre.

    Un beso enoorme.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado este relato!

    Sin duda, yo soy de las que piensan que aunque alguien se vaya físicamente, sigue estando de otras formas mientras nosotros queramos que esté ahí.

    Feliz año guapa!

    ResponderEliminar
  5. Happy New Year, new day of happiness. Greetings from Brasil
    Literatura & Linguagens

    ResponderEliminar
  6. Es un total relato... Tiene muchas cosas guardadas dentro... Y al igual que mirar el espejo de vez en cuando, merece ser leído también ...de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  7. Ana, el relato está basado en un cuento tradicional japonés que me contaron un día en la Uni. Fue un chico de León y, aunque no lo recuerdo exactamente (porque ya pasaron muchos años de aquéllo), sí tengo siempre presente el mensaje del espejo... Y lo sigo relatando a aquéllos que sufren la pérdida de un ser querido. Porque, aunque las personas falten, tenemos para materializar el recuerdo, sus objetos, aquéllo que les perteneció... ¡A veces consuela!.

    Creo, que me convierto en trovadora cuando lo hago y, cada vez, añado más cosas de mi cosecha.

    Gracias por tu opinión, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Valkiria, es una forma de seguir haciendo que estén presentes aquéllos que se marcharon...

    Gracias por venir. Un beso muy fuerte también para ti.

    ResponderEliminar
  9. Profundo, como tú, TOWANDA. Pero te noto triste y eso hay que arreglarlo ahora mismo. Te dejo uno de esos regalitos que hago de vez en cuando (pero no te acostumbres, eh?):

    http://www.babble.com/CS/blogs/famecrawler/2008/08/23-End/george_clooney.jpg

    PREGUNTA: ¿te está dando problemas blogger? A mí no me está actualizando todos los blogs, y no sé si es generalizado...

    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Nel, happy new year from Madrid.
    Kisses to you and thank you for your comment.

    ResponderEliminar
  11. Hermoso relato, y además muy bien contado. El espejo siempre es sugerente. Tiene muchas resonancias este relato. No dés reposo a tu imaginación. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Rombo, es un relato que aunque pase el tiempo y, cuando lo necesitemos, lo tendremos que releer o recordar.

    He querido compartirlo porque creo que puede "ayudar", sobre todo, en estos días que estamos pasando de celebraciones con la familia.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Sweet, ¡como está Clooney!... ¡gracias por el regalito!.

    No estoy triste, bonita, pero si sé que a muchas de las personas que, en estos días han dejado comentarios en muchos post, no estaban completas. He querido hacer un recuerdo a ésos que se fueron.

    Un beso Sweet. ¡Ah!, hiciste mal con el regalo porque me he acostumbrado... Otro beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  14. Sweet, ¿problemas con blogger?... Todos los días los tengo para entrar en tu blog. Tengo que cerrar todo y volver a entrar.
    Tercer beso.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Mirlo.
    ¿Te imaginas tener un espejo mágico para poder hablar con aquella persona que deseáramos hacerlo...? Sería un sueño. De ser posible yo quisiera uno para Reyes.

    Un beso muy fuerte también para ti.

    ResponderEliminar
  16. A veces me han comentado que había problemas para dejar comentarios. Pero parece que está empeorando el tema. ¿Será por adjuntar los videos?

    :/

    A ver si voy a tener que cambiar de casa... Horror!!!

    ResponderEliminar
  17. El besooooooo, que se me pasaba!!!

    Muackkkk

    ResponderEliminar
  18. Es cierto Sweet, muchas veces hay problemas para dejar la huella... Hoy, en cambio, todo está siendo más fácil de lo habitual. ¿Será el efecto 2011?.

    El beso, que no se nos olvide. Muak.

    ResponderEliminar
  19. Muy bonito el relato, creo que las personas nos buscamos recursos para recordar lo que nos hace felices y olvidar lo momentos malos. Si no sería dificil vivir.. Besos

    ResponderEliminar
  20. Estoy con Isa, muy tierno.

    Un beso. Feliz año. Se feliz...

    ResponderEliminar
  21. Los que se van, nunca nos dejan solos, nunca estamos sólos, aunque a veces nos lo parezca.
    Feliz año!!
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Qué bonito y tierno, es muy emocionante y muy saludable para la mente tener esa amiga del espejo para siempre.
    Te dejo mis besos.

    Y como mis comentarios se los queda el spam del blog, pues te los tengo que dejar así

    Espíritu libre**


    http://laverdadalgalope.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Que bonito cuento Towanda y tú lo mejores haciéndole tus aportes personales. Siempre quedo admirado por la forma en que relatas, es magistral.
    Ah!, año nuevo foto de perfil nueva ja ja, enhorabuena, mejor conocerte así!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Mar Ann, en total acuerdo contigo. Además a mí me gusta prender a la imagen, un objeto... Así, cuando recuerdas, si tienes algo de esa persona en la mano, es como si la tocaras.
    ¡Ya sabes, cosas mías!.

    Un beso muy fuerte; confío en que todo vaya bien y que tú estés tranquila.
    Ah! muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  25. Isamonalisa, es que soy de un "tierno" que pá qué...
    Un beso para ti también.

    ResponderEliminar
  26. Freaky, a veces es bonito contar cosas tiernecitas... Además después de los "ojos pata de mosca", tenía la imagen un poco "tocada" jajaja.

    Voy a ser muy feliz en este año, te lo prometo, y espero que tú lo seas también. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Esas promesas están muy bien, Towanda. No se pueden hacer psots sobre patas de mosca en las pestañas sin quedar tocado... Jajajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Mária, cierto. Me gusta pensar así también.

    Un beso y Feliz Año para tí también.

    ResponderEliminar
  29. Espíritu Libre, ¡vaya lata que tienes con lo de los comentarios!. Es un placer recibir siempre tu opinión, con la que coincido plenamente.

    Un besazo, y si no se soluciona tal vez deberías pensar en un nombre con menos carga de spam.

    ResponderEliminar
  30. Guille, ¡cuantas cosas buenas!... Muchas gracias por los adjetivos, aunque "exageras".

    Ah, sobre lo del cambio de imagen, ¿ves un poco mi vena gamberra? (con orejas de borrica) jajaja.

    Muchos besos desde Madrid. Ah!, espero que la "ola de calor" haya pasado de largo.

    ResponderEliminar
  31. Freaky, ¡qué bueno!, jajajaja. Pues pensé en hacer una segunda entrega, con nuevas guarrerías... Al final el espíritu navideño me adoptó y me hice buena y tierna. jajajaja

    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Tu haz, yo te leo... Pero ya sabes, los efectos secndarios suelen ser peor para los autores... Por eso, me encanta escribir sobre música y siempre de la música que amo... Si escribiera sobre un disco que he aborreecido, ya sólo pensaría en ello... Jajajaja

    ResponderEliminar
  33. Ahora no lo voy a hacer, aunque no lo descarto para el futuro... Cuando lo haga, me podrías aconsejar una canción para ilustrar el texto y así lo haríamos a medias y "compartiríamos las naúseas" del respetable.... jajajaja.
    Ya sabes que mi afición al pop, no me deja abierta muchas puertas para musicalizar...

    ResponderEliminar
  34. Me parece una idea genial. Tu busca un temilla de esos... me lo mandas por mail y yo te mando la musica... A ver que sale... Esas cosas me encantan, compartir, compartir y compartir...

    Un beso

    ResponderEliminar
  35. Pues entonces ¡hecho!. Tengo varios haikus "in mente" que estoy retocando con photoshop... En un par de días te mando algo y tú te encargas de la banda sonora. ¡Me encanta!.
    Besos, Freaky.

    ResponderEliminar
  36. Juraría que tengo ese cuento.

    ResponderEliminar
  37. Permanezco conmovido, un poema de relato que te pone en trance.

    ResponderEliminar
  38. Espero no ser el último mas :s que menudo corte me llevo cuando es así :) El caso es que soy un caos ultimamente o desde hace tiempo y espero que con el cambio de año recupere (ya ves, ni siquiera sé que he de recuperar, lo dicho un caos)
    Pero frente a lo anterior recibo la calma de este relato, un cuento que puede ser de origen japonés pero aquí son tus palabras las que le dan esa cadencia dulce que hasta a la misma muerte enternece, y por encima de ella lo que queda al lector es la fuerza del amor que la vence.

    Esta noche me has acercado mas a quienes no están, que sí que sé que están siempre ahí, pero merecen detener el tiempo las veces que sea aunque sea un momento.

    Un abrazo fuerte ~

    ResponderEliminar
  39. Hola guapisima, veo que le has dado vida y color al blog con tu foto. Este cuento es precioso, ese espejo tiene vida propia como todos los objetos de los que nos han ido dejando en estos años.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Hola queridísima amiga, que tal tu final de año?? espero que genial.Me encanta tu fotooo, estas de lo más graciosa y eres muy guapa, ya veo que no tienes la cara un poco borrosa...jejeje.
    Un post precioso, muchas veces me gustaria ser tan ingenua como esa bella japonesa, y ver las cosas mas "fáciles"...me a gustado mucho, ahora solo espero que los reyes se acuerden de mi...
    Un gran abrazo acompañado de un gran beso**
    p.d: me encanta tu nueva forma de ver la vida, le has dado un aire muy fresco y vivo:)
    Muaks**

    ResponderEliminar
  41. Que hermoso es saber que la magia existe y que se hereda.

    Un abrazo y felices recuerdos de amigos nuevos.

    ResponderEliminar
  42. Carlos de la Parra, gracias por tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Ay!, Carlos, tu presencia se nota ¡vengas cuando vengas!. Te agradezco mucho que te pases y compartamos estos "cuentecillos" para pensar un poco en los que no están en cuerpo.

    Fortísimo abrazo te mando y espero que lo recojas y te lo dejes al cuello.

    ResponderEliminar
  44. Neurowoman, gracias por aplaudir el cambio. Es que, además de ser un espíritu solidario que cree en hadas y duendes, soy "gamberrona" y me encantan las bromas (aún toco los telefonillos cuando voy paseando y ¡echo a correr!).

    Abrazos y besos para ti.

    ResponderEliminar
  45. Bruni, ¡feliz año para ti preciosa!
    Gracias por tus palabras y me alegro que te guste la nueva decoración. Lo de las orejas, lo cumplí, como te prometí jajajaja

    Muchos besos muaaaakkkkkk.

    ResponderEliminar
  46. Bicefalepena, ¡contigo en la forma de pensar al 100%!.
    Un abrazo y mis mejores deseos creativos para el 2011.

    ResponderEliminar
  47. Me gusta la nueva "portada" del blog... Y también la foto de "perfil" de la dueña...

    ResponderEliminar
  48. Hola Towanda, vine a decirte que he tenido que cambiar el blog, tenía muchos problemas y no conseguia arreglarlos, ya no soy "espiritu libre"........bueno si soy, jajaja pero me llamo de otra forma,
    te espero con un abrazo y besos

    ResponderEliminar
  49. Rombo, me alegro de que los cambios hayan sido de tu agrado. La acuarela es preciosa, es de un artista canario autodidacta. Fíjate, casi tres meses buscando algo que me identificara, y hace dos días lo encontré... Así pasa en la vida, cuando es el momento encuentras lo que necesitas.
    En cuanto a la foto del perfil, no entro a valorar, pero es mucho más divertida y simpática.
    Te deseo que encuentres tu acuarela.

    ResponderEliminar
  50. Renacer... no suena mal, algo como un nuevo ave fénix renaciendo de sus propias cenizas, que no resurgiendo.

    Un abrazo y no te preocupes que te visitaré porque tu espíritu es libre y el mío también.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  51. Precioso y emotivo cuento.
    Un autentico canto al amor y a la inocencia, es un autentico placer el releerlo, gracias por el momento pasado.

    ResponderEliminar
  52. Qué bonito. Y es que las personas que nos amaron y a las que amamos nunca mueren, pues de cierto modo están vivos en cada suspiro de nuestra vida, en cada una de las arrugas de alguna risa compartida.

    ResponderEliminar
  53. Xaquelina: Me gustaría que, cuando llegara el momento en que me tenga que despedir, me acordara de este cuento...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  54. ... De una manera u otra sí Towanda... pues aunque no están "aqui" tienen su propia vida que vivir...

    Un abrazo amiga, me alegro de saber de ti.

    ResponderEliminar
  55. Cuando era muy pequeñita siempre miraba atreves de la ventana la llegada de mi mama por ver si ese dia me traía ese espejo que tanto deseaba por que atreves de el miraba y hablaba de como y cuando yo podría alcanzar el sol y las estrellas Pero lo logre atreves de mi espejo mágico, era mágico por que mi mama ya ha había muerto y yo podía hablar con ella atreves del espejo mágico.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...