11 octubre 2020

Legítima defensa


XII Concurso de Microrrelatos sobre Abogados

PALABRAS DEL MES: ecosistema, fauna, bosque, brotar, proteger (ganador mayo 2020)


LEGÍTIMA DEFENSA

Abel sigue permitiendo que sus vacas pasten en mi finca. Así sucede desde el principio, cuando distribuyeron las tareas laborales. Él, como favorito, eligió la fauna. Para mí quedó el durísimo ecosistema agrícola. Soy paciente, pero esta mañana he sentido impulsos criminales, propios de cualquier mafia, al contemplar cómo sus ovejas esquilmaban la última cosecha ecológica que comenzaba a brotar. Se me han hinchado… las narices. He agarrado una quijada de asno y le he atizado tan fuerte que ya es leyenda. ¡Debía proteger mi huerto! Inmediatamente, desde algún lugar del bosque, la Voz comenzó a interrogarme con preguntas malintencionadas del tipo «¿Dónde está tu hermano…?». He sido detenido por homicidio y tenencia ilícita de armas. Gracias al sindicato agrario, ahora, conozco mis derechos, así que, antes de declarar, exijo asistencia jurídica. Creo que concurren múltiples eximentes para exonerarme de culpa, sin sufrir el escarnio bíblico de la vez anterior.


                                                                    ****


26 marzo 2020

TERCIOPELO AZUL, de Mª Sergia Martín PRIMER PREMIO ENTC 2019

Terciopelo azul- Premio El Molino de Bonaco

Primer Premio El Molino de Bonaco 2019



Si viera, madre, las mordeduras que me hicieron los zapatos… Tuvo usted tino cuando dijo que eran pequeños, pero me encapriché y no podía dejarlos allí. Qué bien sientan con el vestido azul, el ajustado de terciopelo, que me cosió cuando vino del pueblo. Hasta contorsionismo hago para subirme la cremallera. Cuando termino, tengo las mejillas tan sonrosadas que ni colorete me pongo. Apenas, un poco de rouge en los labios. Con discreción siempre. Como a usted le gusta.

Hace unos meses, al salir del hospital, me encontré con Pepita, la hija del Antón. Ahora se llama Carla y es rubia. Me ofreció trabajo, pero, tranquila, solo por las noches para  poder continuar  mis estudios de peluquera. Pagan bien, madre. Muy bien. Así que no necesito que vuelva a enviarme dinero. En cuanto ahorre un poco, lo dejo, corro a buscarla y me la traigo conmigo para montar  la peluquería. La extraño cada día. Tanto.
He dejado crecer mi pelo. Se va a alegrar cuando vea lo bonito y brillante que lo tengo.
Aunque se lo prometí, todavía sigo fumando. No se disguste. Me da seguridad para afrontar este cambio.

Sabe, madre, estoy feliz… Ayer me confundieron con una chica.


***











13 febrero 2020

LO ESENCIAL Y LO INVISIBLE



Apareció en el despacho con una caja entre sus manos.
—¿Puedo ayudarle?
Sonrió, pero no contestó.
—La Tierra ha enfermado mucho desde mi primer viaje…
—¿Perdón?
—Veo pobreza, crisis humanitarias, hambre, empleos precarios… Toneladas de agua despilfarrada en procesos productivos… ¿Qué preferirías, promover escuelas inclusivas o comprar estrellas…?
El viejo me desconcertó. —En mi asteroide, deshollino volcanes, custodio una rosa y controlo el crecimiento baobab… ¿Quién tutela la salud de tu planeta?
—¡Basta! No me ocupo de esos asuntos, soy abogado.
—Dibújame un cordero…
Iba a hacerlo cuando un tornado lo absorbió. De mi escritorio cayó un dibujo de mi hija… Sobre el papel tomó forma algo que había permanecido oculto bajo el sombrero: un elefante engullido por una boa…
Emocionado, telefoneé a mi cliente. Le dije que había encontrado un argumento esencial para preparar su demanda.
Supe que ganaríamos cuando escuché balar al cordero que vivía en aquella caja.


                                                               ****

Microrrelato seleccionado en la web de Microrrelatos de abogados. Mes de febrero. Palabras obligadas:  promover, crecimiento, inclusivo, empleo, productivo

31 octubre 2019

Sin palabras. Ganador Mensual REC




Con el derecho siempre procuro mirar para otro lado o lo cierro y me hago el dormido cuando te oigo abrir la puerta de casa. Sé que te limpiarás los restos de maquillaje y que con una toalla frotarás hasta hacerlas enrojecer esas partes de tu cuerpo que sientes tan sucias. Como cada noche. En silencio, sin encender la luz, te quitarás los pendientes y los dejarás sobre la mesilla. Te acostarás de lado para ver salir el sol. Si me esfuerzo un poco, sé que te escucharé llorar. Yo sentiré un dolor en el vientre como de hambre por no atreverme a decirte que tampoco hoy encontré trabajo.



Ganador septiembre, Relatos en Cadena. Cadena Ser-

Abogados pigópagos

GANADOR DE SEPTIEMBRE

PALABRAS DEL MES: cocina, papel, ceja, gestionar, amable

Gestionar nuestra rara condición nunca resultó sencillo. Aunque debo reconocer que Mateo fue extremadamente generoso al comunicarle que quería estudiar Derecho. Tras sopesar pros y contras, decidió arrinconar su ingeniería y matricularse conmigo. Todo era perfecto: nuestras calificaciones, inmejorables; nuestros TFMs, aplaudidos; nos fichó un importante bufete antes de graduarnos y nos enamoramos a la vez de dos abogadas gemelas… Hasta aquel maldito derbi Madrid-Atleti. Que si un penalti mal pitado; que el árbitro estaba comprado… Tras las voces, comparecieron insultos y reproches y, a su bofetada, mi puño inclemente respondió impactando contra su ceja. Pobre mamá. Cómo sollozaba en la cocina sin saber qué papel tomar ante tan dantesca escena: sus hijos, dos brillantes letrados, litigando a guantazos. Hace días que apenas hablamos. Nuestra convivencia es ya insostenible y ambos emprenderemos acciones legales, pero mientras ultiman detalles y fecha para nuestra separación quirúrgica, hemos decidido otorgarnos una amable tregua.

29 septiembre 2018

La última confesión de Rosina



Creo que fueron sus coletas las que me enamoraron. O la bofetada que me propinó cuando, acercándome a su cuello, en ese minúsculo espacio compartido con un lunar, le besé. Algo sucedió porque, desde entonces, me convertí en la diana de sus dardos. Dijeron que comenzó a fumar cuando supo de mi asma y que se casó con el tipo más indeseable del barrio por darme celos.
Sufrí, pero años después, cuando nos reencontramos y me pidió una oportunidad, solo pude contestar afirmativamente.

Hace tiempo que se marchita. A los chicos no hemos querido preocuparles con malas noticias. Insistieron tanto en costearnos este viaje, que se lo debemos.
He sido feliz y ella, a su manera, también. Me ha abrazado nada más arrancar el tren y he sentido esos ojos de caramelo recorriéndome. Sabe que le queda poco y necesita sincerarse. Pedirme perdón por cada una de las veces que consiguió herirme. Le he rogado que callara. Primero, con besos y, luego, cubriendo su aliento con mi mano. Comprimiéndolo. Silenciándolo para siempre. Después, he ingerido algo en cantidad suficiente para no volver a despertar. Me supo amargo, casi tanto como escuchar de sus labios que yo no era el padre.





Participando en ENTC

24 agosto 2018

La caja de las palabras



‘La caja de las palabras’ ha resultado finalista en el I Concurso de Relatos del Mar Menor. Cultura ha editado un libro con los siete finalistas y el ganador será elegido por votación pública en la página 'www.concursorelatosmarmenor.es'

El proceso de registrarse en la web, esperar el e-mail de confirmación y gestionar la nueva contraseña de acceso no es sencillo, pero si -cuando lo leas- crees que merece la pena impulsarlo… sería la bomba.

http://concursorelatosmarmenor.es/relatos/la-caja-de-las-palabras/




(fragmento) 

«La barba me había crecido mucho durante las últimas semanas. Lucía descuidada. Decidí que era un buen momento para rasurarla y mejorar mi desaliño…

…Escondida, bajo las mantas encontré una caja. Parecía una caja de zapatos decorada. En la tapa, conchas, caracolas, pequeñas piedras pegadas, arena. Era una de esas cajas que solías preparar para guardar los regalos más importantes. En letras de colores aparecía escrito: «La caja de las palabras». Me la llevé a la cama con curiosidad y me dispuse a abrirla. Estaba repleta de papeles con palabras extrañas, probablemente inventadas: fartel, eleen, amalassil, omen, maldor, anger, elda, tuliel, kíruva… Siempre te gustó inventar…»

La memoria del espejo



PALABRAS: anillo, idioma, albarán, abogar, censurar



Irrumpió en el bufete extremadamente alterada, exigiendo alguien que pudiera abogar por sus derechos. Esta vez quería divorciarse. Escuché. Sin censurar una sola palabra, aguantándome las lágrimas cuando pareció no reconocerme. Dijo que llevaba más de treinta años casada, no recordaba cuántos; que tenía tres hijas, o cuatro; que creía que su marido le amaba, pero, limpiando un archivador había descubierto una fotografía de mujer, oculta entre albaranes y facturas. Arrojó su anillo de bodas al suelo y comenzó a llorar… La cabeza volvía a martillearle, ahora, con el macabro idioma de los celos. Necesitaba respirar. Cogí mi gabardina y salimos a tomar un refresco. Al quiosco de siempre. El que está frente a nuestra casa. Donde se le declaró papá. Nos sentamos muy juntas y, cuando se sosegó, saqué un espejo de mi bolso y le obligué a mirarse. Frente a ella, reconoció aliviada a esa mujer: la otra.





Para Microrrelatos de Abogados

12 mayo 2018

JUSTICIA

COPA ENTC 2018



Todo el proceso de la copa se ajustará a 6 RONDAS ELIMINATORIAS.

Micros en 100 palabras

Condiciones: que aparezca la palabra BARBA  y que estén inspirados en lo que nos sugiera el siguiente titulo de la historia del rock español.
(en este enlace puedes leer los tres micros en pugna)





y mi apuesta es:



JUSTICIA

Siguiendo una intuición, acudí al Priscilla. En un reservado, un tipo con barba apura su cuarto gin-tonic. Insiste en invitarme. Es comercial. Un asiduo al polvo de cada viernes. La quinta copa afloja su lengua. Habla de trabajo; de lo agotador que resulta quemar kilómetros por los putos ciclistas; del último desembolso para que, con discreción, repararan su coche… A la sexta invito yo. Debo ausentarme para vomitar.
Su cuerpo lo encontró un pastor entre zarzales. ‘Ajuste de cuentas’ dijeron en prensa. He recortado cada titular y los he pegado en el arcén junto a las flores. Bajo tu foto.








02 mayo 2018

«Mayo se me escapa»

«Mayo se me escapa»


Ha decidido partirse en dos. Para desligarse, durante horas, de todo lo sucio que sucede bajo su cuello. Para poder regresar a su esquina junto al callejón, donde alguien habrá vuelto a vomitar sobre orines atrasados. Cerca del altar de cartones en el que una anciana enferma solloza en vino por el gato que acaban de matarle. Sometida al sexo con la docilidad de una oveja vieja y donde solo desea que las bestias recorran, mudas y efímeras, su cuerpo. El asco gotea. Se condensa en una única lágrima que aparta de un manotazo nada más brotar, mientras escucha orinar distintas melodías de deseos satisfechos. Es su forma de sobrevivir en una ciudad que late de espaldas. Cuando amanezca, subirá a su cuarto. Apartará dinero para el casero. Para su madre… Para las clases de teatro. Y en la ducha, el jabón arrancará las huellas, los mohos y lo podrido que le han envuelto como segunda piel. Bajo el agua, volverán a unirse sus dos mitades y, frente al espejo –seca, ya limpia– se observará ensayando distintas muecas mientras declama, una vez tras otra, su frase. Apenas cuatro palabras, con las que, esta vez sí, desea convencer en el casting.



                                                                       ******

La idea es ponerle palabras a esta maravillosa foto de LEIBOVITZ

E-MAIL ENCONTRADO POR AZAR ENTRE EL SPAM DE UN BUFETE

X Concurso de Microrrelatos sobre Abogados
ABRIL 2018
PALABRAS DEL MES: caminar, elegante, intimidad, traición, expediente


Estimado colega del presente, quizás, cuando leas esto, aún haya esperanza…

Todo comenzó con Tan-IA, la androide de caminar menos elegante que puedas imaginar, pero de ‘speech’ inigualable. Logré implementarle un software con todas las disciplinas legales y herramientas Big Data. En minutos, estudiaba decenas de expedientes, realizando exhaustivos análisis. Demandas, denuncias y querellas volaban en sus manos. Orgulloso, dispuse exhibirla durante el Congreso de la Abogacía 2019. Deslumbró. Tanto que cada bufete adquirió una.

Pero, a traición, vulnerando nuestro derecho a la intimidad, miles, millones de Tan-IA consiguieron interconectarse creando el abogado virtual 24H. Siguieron el e-juez, la telejusticia gratuita, el hololetrado de oficio… Un despiadado marketing contra la abogacía tradicional se hizo viral. Nuestra profesión imprime carácter, aunque esto nos pilló desprevenidos. Nadie estudiaba Derecho. Fuimos vilipendiados, amenazados, perseguidos por ley…

Quedamos muy pocos. Intentamos resistir abrazando nuestras togas, pero, cada vez, resulta más complicado escapar del monstruo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...