07 enero 2011

El viejito, la niña y el violín...


Aquel sonido de violín le hizo salir del mundo sin palabras en que vivía. Se acercó a la ventana como buscando la procedencia de aquella melodía. Amalia nació diferente; especial…
Con movimientos, que parecían estudiados, comenzó a simular que tocaba ese instrumento. La música que evocaba ese gesto mímico provenía de la calle. Allí un viejo violinista, con un gorrito de fieltro en el suelo, tocaba esta bella pieza por unas pocas monedas...



Renata, mientras traía la merienda a su hija, observó la escena con emoción y permaneció inmóvil… ¡no quería romper ese instante de magia!... Cuando la música cesó, la niña -como si hubiese perdido el alma-, volvió a su encierro. Se acercó a ella y le acarició la cara. Y le habló, le habló como solía hacerlo desde que nació; siempre sin respuestas.

Aquella tarde bajó a la calle en busca del violinista. Creyó de nuevo en la esperanza porque, ahora,  había una y se iba a aferrar, con uñas y dientes a ella. Encontró al viejito recogiendo su atril y su gorro. Se le acercó inquieta y le pidió ayuda para Amalia…

-¿Cómo le puedo ayudar, señora?... Sólo soy un viejo violinista…
-¡Venga por favor a mi casa! y toque para mi hija…

Nuevamente, la magia en los brazos de la niña; en sus dedos; en la forma de colocar su cabeza y cuello… como si sujetara un violín imaginario… igual que un mimo, al tiempo que Nod hacía sonar las cuerdas. Parecía una coreografía ensayada. Parecían, ambos, mover las manos, dedos y cuerpo a la vez como reflejos en un espejo. Nod se convirtió en el tercero de la familia. Y así fue pasando el tiempo. Día a día el viejito, con su música, iba derrumbando las puertas que mantenían encerrada a Amalia en "su mundo"; ése del que, por primera vez en años, parecía querer salir…

Una noche, mientras cenaban, Nod estaba raro… apenas habló y se retiró pronto a dormir. Renata lo atribuyó a su edad y a las horas que dedicaba a crear música para la niña.

-Acuéstese Nod, debe estar usted muy cansado.
-Sí, me acostaré. ¡Hasta pronto, tesoro!. Buenas noches, Renata…

Pasó la noche, como una de tantas, y al amanecer… el viejo Nod, no estaba en la casa. Debió marcharse aprovechando el silencio del sueño. Renata se despertó y le buscó nerviosa en todas las habitaciones… No estaba… Bajó a la calle preguntando a todo el que se encontraba, sin éxito. Entró en locales, bares, tiendas… recorrió todos los lugares próximos… Nod se había marchado para siempre. Frustrada volvió a casa pensando que tal vez había sometido a ese buen hombre a demasiada presión, haciéndole perseguir un sueño que no le correspondía…

Subía desesperada y triste las escaleras con una gran pena, cuando ¡de pronto! volvió a escuchar “Nessun Dorma”  al violín… Nod había vuelto… ¡Gracias, Dios mio!..

Abrió la puerta de la casa y allí estaba, de nuevo, la música pero, esta vez... ¡quizás por un milagro!...
era Amalia la que la interpretaba…

82 comentarios :

  1. Que historia tan hermosa, tan hermosa como el violín que suena en estos instantes. Felicidades amiga, una vez más nos has sumergido en la mágia de tus tiernos relatos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es bello leerte y sumergirse en tus letras...

    Besos desde Sevilla

    ~Charo Bustos~

    ResponderEliminar
  3. Tierno relato para saborearlo despacio... Bravísimo Towanda...

    ResponderEliminar
  4. Pues es simplemente bellísimo, la dulzura con la que relatas atrapa al instante, en cuanto te pones a leer te sumerges en la historia que narras....En definitiva, que me ha encantado y como no podía ser de otra manera te agradezco el buen rato que me has hecho pasar Towanda.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Aqui estoy llorando como una mona. Pero como me hacéis estas cosas, ¡Que estoy muy sensible! snifff snifff..

    Es una historia preciosa, escribes maravillosamente bien y la música me la quedo, que me encanta. Genial el conjunto. Estoy segura de que nadie la ha leido sin más.

    Sobre todo los que creemos en los milagros.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Neuri, gracias preciosa, estoy esperando que lleguen las 0:00.
    ¿Te acuerdas aquella anónima que te presenté el otro día?... me díce que me quedó un poquitín "ñoña" la historia.

    Muchos besos y en un ratín nos vemos. Estoy intrigadísima....

    ResponderEliminar
  7. Charo, cómo me alegra que te sumergieras en las palabras y en el mensaje positivo que ¡sempre! quiero dar a mis cosillas.

    Es un placer tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  8. Rombo, eres un encanto. Gracias por ser como eres.

    ResponderEliminar
  9. Acróbata, ¡qué lindas palabras!. Imagináis lo difícil que debe ser cuando no es posible la comunicación... Yo lo pienso mucho y nosotros somos muy afortunados por poder hacerlo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. María, pero si el mensaje es que puede haber magia o milagros... y ¡nunca tirar la toalla!. Creo en esas cosas y no quería que lloraras, bonita. Hay que tener esperanza porque muy mal que te digan que van las cosas... todo puede cambiar.
    La música es preciosa, ésta es sólo con violín (lo que yo buscaba) pero la tienes interpretada por Pavarotti y es... sublime.

    Un beso preciosa y agradezco mucho tu sensibilidad en este tema.

    ResponderEliminar
  11. Bonito relato. Me recuerda el otro de la pianista sorda. La música es capaz de curar enfermedades, porque nos debe de tocar algún punto neurálgico o algún centro del alma. Por cierto que me interesa el sistema ese de echar a andar la melodía. Sigue escribiendo, tienes facultades...

    ResponderEliminar
  12. Ay qué bonita, es totalmente emocionante, me encantó, a veces la ayuda viene de quien menos esperamos. Cuando hay alguien especial como esta niña la música le puede resultar de gran ayuda, eso es cierto, y has elegido el violín para mí la más bonita.
    Muchísimos besos por esta preciosa historia

    ResponderEliminar
  13. Se me ha hecho cortísimo..... Cuéntame más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Linda narración, propia de una linda personita. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado el relato, muy dulce y emotivo. La música tiene la habilidad de cambiar nuestro estado de ánimo, alegranos, calmarnos, puede transmitir lo que sentimos. En fin para mí la música hace milagros, es una buena terapia.
    Esta versión del Nessun Dorma a violín, no la conocía,es preciosa.
    Gracias por el mensaje positivo y por la paz y serenidad de tus palabras.

    ResponderEliminar
  16. Mirlo, me interesa el mundo de la discapacidad y (aunque pueda parecer pretenciosa) quiero mostrar, a quien se acerque a leer, que cualquier persona... puede ser capaz de hacer cualquier cosa que se proponga (no digo mejor o peor). El esfuerzo será mayor o menor, eso es indiscutible, pero la satisfacción por los logros conseguidos... es maravillosa.

    Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Renacer, un beso lo primero...
    Y es cierto que, en ocasiones, la ayuda viene de alguien desconocido, ¿azar?, ¿destino?... No lo sé.
    Esta música para violín, a mi me pone el vello de punta. Me alegro mucho que te gustara.

    Un besito, otra vez.

    ResponderEliminar
  18. Freaky, gracias guapo.
    Ya te contaré algo más otro día... que no quiero ser pesada.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  19. Emejota, un abrazo y muchas gracias por esas palabras tan tiernas: "... personita..."

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Miss Gretillas, estoy de acuerdo con lo de la música. Tiene un poder, un doN... como el nombre del violinista: Nod=doN.
    Creo que, a lo largo de la historia, y eso lo podrá rebatir Freaky (que es un gran conocedor en el tema)... no ha habido un músico que empleara la violencia. A lo mejor habría que educarnos con música de fondo.

    De acuerdo con tu opinión de la versión al violín de "Nessun Dorma"... es ¡preciosa!.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Towanda, bello relato que desprende magia por los cinco costados.

    El poder de la música está ahí y no lo podemos negar.

    Un placer leerte.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. hola amiga,preciosa historia y cuanto debemos aprender de los niños especiales que tambien guardan su magia.
    muchas veces creemos que el ilagro no llegara nunca pero llega cuanto menos lo esperamos,aun cuando pensamos que en estos niños las puertas de sus limiltaciones estan todas cerradas.

    un fuerte abrazo amiga y feliz fin de semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Bonito relato, por cómo está escrito y por el tema que trata. La música, maravillosa... pone a flor de piel todos, absolútamente todos los sentidos... Por lo menos a mi...

    ResponderEliminar
  24. PALABRAS DE MI HIJA: "Mamá, cómo me gusta esa música".

    MI PENSAMIENTO: "Pues si supieras leer un poco mejor, te gustaría más".

    Un besoabrazo, de esos que ya conoces.

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias Towanda, es para mi todo un honor que hayas colocado aqui nuestros Abanicos de Amistad. Ni te cuento lo emocionada que me he puesto cuando lo he visto. Gracias por tu amistad y por ser una persona tan especial. Es toda una suerte haberte conocido.

    Billones de besos.

    ResponderEliminar
  26. Lo mío es la guitarra, pero la música es universal, puede parirse en cualquier puerto y arañar por igual el sentimiento. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  27. Lindisimo, mema me encanto, jaja, tkm..

    cuídate...

    CoN AMMOr eVy

    ResponderEliminar
  28. Un texto muy bonito Towanda, me ha gustado.
    Jajajajja, cuidadín con Falete jajajajja, me he hecho seguidor de tú blog, ¿haces bulto en el mio? jejejje, te lo agradecería mucho y si no te mando a Falete.

    Saludos de un Asturiano.

    ResponderEliminar
  29. Isamonalisa: la magia conjugada con música...
    Me alegro que te gustara.

    Te deseo mucho bueno.

    Un abrazo y muchos besos.

    ResponderEliminar
  30. Menestra, a mi esta música también me pone así. Me alegro de haber acertado con la música escogida.

    Un abrazo y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  31. Dale las gracias a la niña, lo primero, por calificar positivamente una música preciosa y que a ella le gustara. Y segundo, por tener una "mujer tan loca", como madre.

    Sweet, besos y buenos deseos para ti también.

    ResponderEliminar
  32. Neuri, con ese abanico me has regalado mucho...
    El honor es mío y, es tan bonito, que tiene que esta ahí.
    Tú sí eres especial. Y ha sido y es un deleite leerte. Cada cosa que haces la cuidas al máximo y de un "temita" haces un "temazo"...
    Para mí también ha sido toda una suerte conocerte.
    Y siguiendo la estela:
    Trillones de besos.

    ResponderEliminar
  33. Miguel, muy bien definida: parida y arañada en cualquier puerto... Precioso comentario.

    También besos y mordiscos para ti.

    ResponderEliminar
  34. Evy, gracias preciosa... pero eso de mema ¿qué se supone que es?... Imagino que ha sido un fallo por escribir deprisa. Porque si no es así ¡ya puedes correr! que voy a por ti. jajaja.
    Aquí, "mema" es algo no muy bueno..

    Un beso para ti también.

    ResponderEliminar
  35. Jose Bulnes, me alegra que te quedes, pero ¡por favor! no me achuches a Falete. Que voy donde quieras (y no solo a hacer bulto)... también a participar...
    Pero Falete noooooooooooooooo!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Me encanta.Cada linea y cada palabra me han transportado a ese momento.Delicioso relato.
    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Que momento mas fantástico he vivido! ¿Sabes? Hace no mucho tiempo me sucedió algo en una calle cercana y es que vi a un tendedor de palabras, sisisi puso un cordel entre dos postes y tendía de palillos de madera palabras escritas sobre trozos de papel, cuando fui mas tarde con la cámara ya no volví a verlo, y nessun dorna tiene una historia maravillosa en mi vida, y vaya si tenías razón que iba a sorprenderme gratamente tu entrada, Nod es ese eslabón que une de forma invisible la realidad con los sueños, una especie de duende, de momento que nos hace la vida mas bella, y tú lo has contado con el sentimiento de quien cree que existen.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  38. Gracias por tu visita a mi blog.
    Yo también estoy de acuerdo contigo y con Sor Cecilia respecto a la prohibición en la fachada de la Iglesias de San Isidoro. Pero tengo que hacer una puntualización la inscripción apareció al limpiar la fachada, no es de ahora, es bastante mas antigua.

    me ha gustado mucho tu relato, seguiré visitando este blog tuyo que tan interesante me parece y tan buenas referencias tengo de el.

    ResponderEliminar
  39. El violin junto con la guitarra, son los dos instrumentos que me gustaria aprender a tocar.

    saludos.

    ResponderEliminar
  40. Todos tus relatos están llenos de una gran intensidad emotiva.
    Yo soy también un aficionado micorrelatista (inédito). Mira, Towanda, te aconsejo una página de una micorrelatista que a mí me ha gustado últimamente; se llama María José Barrios y ha publicado recientemente un librito cuyos textos pueden leerse en su página. Luego me cuentas:

    http://www.cuentosminimos.com/

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Towanda, que relato maravilloso, de veras, nunca espero menos cuando me pongo a leer algo nuevo tuyo. Y que bueno que tengan ese final feliz que nos dejan la sonrisa en la boca y en el corazón.
    Gracias, he disfrutado mucho esta historia. Un beso.

    ResponderEliminar
  42. Hermoso, me ha encantado, es de una ternura exquisita este relato.
    Muy bello realmente, te felicito.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  43. Irene, me alegro mucho que te gustara y que te situaras, con tu imaginación, en el mismo lugar en el que estaban los protagonistas.
    Muchas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  44. Creo, como tú, que Nod es el eslabón que une la realidad con la magia. Nod es alguien que posee un doN (Nod-doN).
    Me alegro que te gustara Nessun Dorma y que te recordara algo especial de tu vida...
    Me gusta imaginar que cosas como ésta pueden pasar... El mundo es demasiado oscuro, a veces, y ya se encargará alguien de ponernos los pies en la tierra.

    Un beso muy fuerte Carlos. Ah! precioso lo del tendedor de palabras... ¡nunca lo había escuchado!.

    ResponderEliminar
  45. Iglesias, aunque la inscripción sea antigua, mejor me lo pones... ¡manía que tenemos de prohibir!. Eres un estupendo fotógrafo y me llevé muy buen sabor de boca por conocer a Sor Cecilia. Luego fui a visitarla en su sitio y, después contactó conmigo por e-mail... Un viaje que mereció la pena.

    Gracias por tu visita, tu comentario y tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Pocofre, si te gustaría aprender... tienes que hacerlo.
    De violín sé poco, pero con la guitarra he estado aprendiendo dos años y es preciosa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Ángel, gracias por la recomendación. Ayer cuando te leí me fui a leer esos cuentos... Hay cosas fascinantes y, en tan pocas palabras, que resulta facilísimo pasar de uno a otro...

    Muchas gracias y seguiré visitando la página.

    Un abrazo y gracias por haber venido.

    ResponderEliminar
  48. Guille, tan amable como siempre. Sé que estas pequeñas historias te llegan porque, algo conozco, de la sensibilidad que tienes.
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por ser, siempre, tan fiel.

    ResponderEliminar
  49. Camila, muchas gracias.
    Te comenté haces días lo de la foto de la violinista ¿recuerdas?... Me alegra mucho que te haya gustado.

    Un beso fuerte para ti.

    ResponderEliminar
  50. Ayyy, Towanda, cómo ha sonado eso de "mujer tan loca", jajaja...

    Mi hija tiene buen gusto. Ya conocía la pieza (le estoy transmitiendo mis pocos conocimientos), solo que había escuchado la versión cantada. Bellísima, también, por cierto...

    Un besoabrazo de nuevo (hoy más que nunca - hace falta valor con lo que se avecina mañana)

    ResponderEliminar
  51. "Towandaaaaaaaaaaaaaaa!!!!"

    Uf... Qué a gustito se queda una con según qué gritos!!!

    :)

    ResponderEliminar
  52. Gracias, esto de hacernos seguidoras una de la otra ya conociéndonos algo, no me había sucedido nunca.
    Te felicito por tu excelente narrativa, me ha agradado mucho, su temática tan sensible y emotiva. Soy una apasionada de la música y precisamente del violín, así que he gozado de verdad con tu historia.
    Recibe mi ternura con un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  53. Sweet, un fuerte beso para ti porque mañana va a ser duro... después de las vacaciones.
    Towaaaaaannnndaaaaaaaaaaaa!. Ves? ya se pasó!

    La versión cantada, la tengo por Pavarotti, y es impresionante también. A los niños hay que enseñarles música desde pequeños y, en ese campo, eres una maestra.

    Besos enormes y, aunque menos, seguiremos en contacto, eh?. Pues, eso.

    ResponderEliminar
  54. Sor Cecilia, ha sido algo especial para mi también conocerte así... y ¡me alegro! muchísimo.

    El violín, suena precioso y, a veces, parece un instrumento que llora. No sé si lo has pensado alguna vez...

    Gracias por tus palabras tan amables.
    Recibe otro beso mío, también con ternura hacia ti.

    ResponderEliminar
  55. Olá queria parabenizar você pelo blog e pedir que visita se o meu simples blog: informativofolhetimcultural.blogspot.com será uma honra ter a visita tua lá. Espero que goste...
    Ass: Magno Oliveira
    Folhetim Cultural

    ResponderEliminar
  56. Escribes excelente literatura, mis felicitaciones.
    un placer pasar a leerte.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. precioso post, muy emotivo y de una gran sensibilidad,
    Besos

    ResponderEliminar
  58. Precioso. De verdad, precioso.

    Me ha encantado.

    Paula.

    ResponderEliminar
  59. que maravilla el Nessun Dorma de Vanessa Mae!! y la historia muy bonita también :D

    ResponderEliminar
  60. Ya no sé qué más añadir, siempre llego tarde y no puedo ser original. Sólo que no me prives de poder seguir leyéndote, porque me faltaría algo. Un beso.

    ResponderEliminar
  61. Ricardo: ¡muchas gracias por tus bonitas palabras!...
    Te agradezco tus buenos deseos para esta semana, los mismos que te deseo yo para la tuya.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  62. Pilo: me alegra que comentaras, eso hace que compartamos, en parte, la sensibilidad. Te doy las gracias por ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  63. Folhetim Cultural:

    Obrigado pela sua visita.
    vai visitar o seu site.
    Um abraço de Madrid.

    ResponderEliminar
  64. Chica del Espejo: muchas gracias, preciosa. Viniendo de ti, es un halago, porque haces unos post preciosos y eres una "maestra" narrando historias. Me ha encantado tu última entrada... lo de la naranja...

    Un beso muy fuerte y, de nuevo, gracias.

    ResponderEliminar
  65. Neko: estoy de acuerdo en que esta música (que es preciosíma) en el violín de Vanessa suena especial...
    Muchas gracias por venir, bienvenid@, y comentar.

    ResponderEliminar
  66. Sandra/Mafalda: Es un placer abrirte mi "hogar de letras", vengas a la hora que vengas... ¡Además tienes las llaves para entrar, cuando quieras!.

    En cuanto a ser original... ¡lo eres!, fíjate que hoy lo has sido por llegar la última jajaja, y cada día lo serás por una cosa (ya te lo iré contando).
    Sé que tienes mucho lío, así que no te preocupes (aunque me encanta verte) por nada. Me estoy dando cuenta que llevar el blog al día es tarea que requiere horas...

    Un beso queridísima Sandra.

    ResponderEliminar
  67. Olá!
    Obrigada pela visita no Destino.
    Seu blog é lindo..Parabéns!
    Me desculpe não sei escrever em espanhol, embora compreendo ao ler
    Mas sei que a poesia tem lingua universal.
    Bjsss
    Cris

    ResponderEliminar
  68. Hola,bello blog, preciosa entrada, si te gusta la palabra elegida, la palabra en el tiempo,la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen martes, besos,feliz poesía...

    ResponderEliminar
  69. Valkiria: ¡Qué pena que sea solo, a veces...!.

    Un beso y que siga la magia.

    ResponderEliminar
  70. Cristina, seja bem-vindo. Muito obrigado por essas palavras.
    Estou contente por você gostar do post.
    Um grande abraço.

    ResponderEliminar
  71. Don Vito, ya voy a visitarle.
    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  72. Precioso relato me ha puesto la carne de gallina. Me gusta.

    ResponderEliminar
  73. Xaquelina: Porque, a veces, pueden existir los milagros... ¡no lo olvides!
    Un beso y te reitero mis gracias.

    ResponderEliminar
  74. Me lo llevo a mi blog. Precioso. Un besote.

    ResponderEliminar
  75. MamideGlori: Muchísimas gracias por ello.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  76. Qué preciosidad...ufff,me has emocionado mucho leyendolo...gracias por hacermelo llegar,muchas gracias.Voy a publicarlo en mi blog.

    ResponderEliminar
  77. Cristina: Gracias, bonita.
    Espero que haya compartido "un poquito" contigo la sensibilidad y el respeto que se merece el tema y me agrada que el tono del relato te haya emocionado.
    Puedes tomarlo libremente.
    Gracias a ti por ser una luchadora, ¡como tiene que ser!.
    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  78. Towanda te felicito por la entrada y tu blog es precioso, besos

    ResponderEliminar
  79. María Gloria: Gracias mi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  80. Verdaderamente tienes razón, la comunicación y otras muchas cosas son dones que no todo el mundo tiene y que, aún así, no nos sentimos afortunados de gozar de ellos, los vemos como algo normal.
    Muchísimas gracias por conseguir que, al menos por una vez, nos paremos a pensar en ello.
    Y por supuesto, felicidades, porque tú no solo tienes el don de la comunicación, sino que lo haces realmente bien. Ánimo, sigue así porque me encanta seguirte.
    Un beso muy fuerte :)

    ResponderEliminar
  81. Nat:
    Las personas con autismo, luchan cada día por comunicarse y somos nosotros, los que no somos capaces de entenderles.

    Gracias, Nat. Siempre pienso que los que tenemos un blog, lo tenemos no solo para colgar los premios que nos dan los amigos (que también está bien), sino para protestar, denunciar, tocar en las conciencias o reirnos del mundo.

    Otra vez, gracias, porque me encantan las personas que se meten a bucear en lo antiguo de este rincón.

    Besos, reina.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...