03 febrero 2011

"Maquíllale..."


La casualidad quiso que, el mismo día en que Mariano se despidió de su trabajo, encontrara otro.  Igual pero muy diferente.
Llevaba años, más de ocho, en la misma empresa y comenzaba a estar cansado de trabajar mucho y conversar poco. Y así, con un currículo bien hecho, bajo el brazo lo fue dejando en todos los salones de peluquería, centros de belleza, centros de masajes y en la cadena local de televisión. Tras un duro día pateando la ciudad, fue llegar a su casa y ya tenía un mensaje en su contestador:

-          Mariano, precisamos de usted. Si sigue interesado en el trabajo hay un puesto a su medida como maquillador de la cadena… ¿podría venir mañana a las 8 de la mañana para una entrevista?... Un saludo.

Golpe de suerte, azar, casualidad… el destino. Podéis llamarlo como queráis.

A la mañana siguiente, estaba Mariano a las 8 en punto, dispuesto a hacer lo que mejor sabía: maquillar.
Le recibió en su despacho el que iba a ser su jefe. Se sentaron, mientras éste ojeaba su currículum y repetía en un murmullo…

“… tal tal tal… experto en caracterización, diseño de personajes y efectos especiales en maquillaje. Puedo resolver cortecitos y rasguños. También rasuro y depilo. Imaginativo. Doto de expresividad tu rostro y además hago uñas y peino. Controlo las técnicas del maquillaje de camuflaje cosmético… tal tal tal… Ocho años de experiencia en “Maquíllale…..”.

-          Suficiente Mariano, el trabajo es suyo, nos hemos quedado sin maquillador y es urgente que se ponga a trabajar hoy mismo.

Allí estaba nuestro hombre con su maletín de trabajo, repleto de sombras, polvos, coloretes, barras de labios, secador, alisador, pañuelos y pelucas, borlas de polvos y pinzas… para maquillar a todas las estrellas de su admirada televisión local.

Se fue corriendo la voz de su impresionante capacitación para el puesto y de las innumerables técnicas que conocía en el arte del retoque de la imagen. De la noche a la mañana, Mariano, se había convertido en un héroe del maquillaje y la caracterización. Héroe sí, pero cuestionado por algunos.



Pronto comenzaron a alzarse voces en su contra. Quizás por envidia o por celos profesionales o porque todos los trabajadores y presentadores de la cadena parecían hijos de los mismos padres.


El director, tras 3 meses de trabajo en la cadena, se vio obligado a citarle, de nuevo, en su despacho para hacerle conocedor de todas las quejas que se venían escuchando, cada vez más fuertes.

Pero, ¿por qué todas las personas maquilladas por nuestro amigo Mariano parecían hermanas y hermanos? ¿por qué en todas ellas plasmaba la misma expresión en el rostro?...

Yo ya tengo un final, pero me gustaría conocer cuál sería el vuestro…

38 comentarios :

  1. Ahhggg...cuando más metida estoy en la lectura, saboreando cada palabra, imaginando con que final nos obsequiarías...elucubrando, imaginando, disfrutando de tu relato...me acabo de caer del columpio. Y vaya coscorrón xD.

    Las fotos muy ilustrativas para desarrollar nuestra imaginación. Bueno guapetona, pedazo de artista, me tengo que ir a dormir. A ver si sueño algo interesante para el final.

    Besitos grandes y dormilones.

    ResponderEliminar
  2. A mi particularmente no me gusta nada, la expresión de los modelos es de enfermos, tristes, parecen seres indefensos y vacios, los anteriores modelos de Mariano parece que no eran muy amenos y creo que sé el porqué...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Ya te he dejado "mi final" en el otro lado del espejo. Besuquines.

    ResponderEliminar
  4. Neuri: Aquí yo no puedo decir, aún, ni bien. ni mal, ni sí, ni no.
    Puedes echar a volar tu imaginación y elegir un final o el final que te gustaría.
    Ya sé el tuyo pero, no todos lo saben...

    Gran persona, gran amiga... besos inmensos.

    ResponderEliminar
  5. Hace años Mariano perdió a su mujer y sus hijos en un accidente de coche y plasma en casa rostro q maquilla como serían con el paso de los años ...
    Muy triste no??

    Pongamos q Mariano era tan pobre q no podía pagarse el material y para estudiar esteticien uso la muñeca de su hermana, la srta pepis, de ahi q todos los q maquilla sean como ella

    ResponderEliminar
  6. Campoazul: Seguro que aciertas, a ver ¿cual?. Me gusta el efecto sorpresa, ¡aviso!.
    Un beso y cuenta tu final.

    ResponderEliminar
  7. Pilo: Muy triste, muy imaginativo y muy divertido el final...
    Aún no puedo desvelar el final que ideé, pero cualquiera de los vuestros quedaría perfecto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. No quería escribirlo aqui, para que la gente deje volar su imaginación. Como en el veo, veo...donde modere los comentarios para que no se influenciaran unos amigos a otros.

    Si ves los comentarios la mayoría de hombres de mas edad ven una cosa en la foto de las chicas diferente a los otros tramos de edad.

    También me ha sorprendido tanta mente inocente en los chicos que ven delfines en la botella.

    Ciao.

    ResponderEliminar
  9. Neuri: Sí ya me fijé... como en el dibujo del post anterior (el del dinero, el sexo, el baño). Son dos experimentos sociológicos, jajaja.

    Tú y todos podéis poner vuestro final, que no me va molestar ¡para nada! (como dícen las modernas). El que se deje influir... ¡ah, se siente!.

    De todas formas, te agradezco el tacto que has tenido y la delicadeza que demuestras siempre.
    ¡Ánimo, lánzate a la piscina!.
    Ya me voy a ir a dormir que tengo mucho sueño, mañana leeré las conclusiones del veo veo rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
  10. Mariano se paso los últimos 8 años trabajando en una funeraria, intentando dar vida con sus pinturas a esos rostros tan pálidos y quietos..., tengo un gran defecto: mí exagerada imaginación.

    Más besitos.

    ResponderEliminar
  11. Porque se dedicó a perfeccionar los rostros de los presentadores, olvidando que son sus imperfecciones las que les hacen bellos y los distinguen del resto...
    Es una posible opción jaja.

    ResponderEliminar
  12. Porque son busto de porcelana supongo que pintaba sobre rostros en piedra estilo mayesteutica que utilizaban en el renacimiento y los perfeccionaban en Mallorca.

    En cualquier caso parecen muertos vivientes.

    ResponderEliminar
  13. Me voy a acostar pensando en la solución, así de primeras se me ocurre que tenía una máscara de silicona que les plantaba a todos sobre su rostro y luego "decoraba o maquillaba" de igual manera. De ese modo se ahorraba dilucidar sobre cada cara diferente y le resultaba más fácil o más cómodo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Eso no se hace, Towanda. Estaba esperando saber lo que pasaba y zas.
    Beso.

    ResponderEliminar
  15. Tengo que pensarlo... Es una historia para pensar (de las buenas).

    ResponderEliminar
  16. Jo, lo que me faltaba para comerme la cabeza... :S
    ¡Qué intrigaaa! Me rindo!!!

    ResponderEliminar
  17. os ha pasado alguna vez que se os atrofia la imaginación? pues la mia ahora mismo está así, frita y rebozada.

    Hay finales geniales por aquí, tendrías que hacer otro post con algunos de ellos y el tuyo, claro.
    Muy bueno el relato, esperando ansiosamente el final!

    ResponderEliminar
  18. Porque él siempre había maquillado al mismo modelo, a su hermana. Ya fuera fiesta, caracterización, cualquier cosa, su hermana fue adoptada cuando él tenía 5 años y desde entonces nunca se habían separado, su hermana era asiática y a Mariano sus ojos le fascinaban, de ahí que no fuera capaz de captar la belleza o características de otros.

    ResponderEliminar
  19. Mariano tras terminar sus estudios en Peluquería y Estética, comenzó a trabajar como escaparatista en unos grandes almacenes.

    Era el encargado de vestir, colocar las pelucas y maquillar los distintos figurines que poblaban los escaparates.

    Su trabajo comenzó a volverse triste y aburrido, siempre los mismos muñecos, siempre las mismas caras sin expresión.

    Hasta que un día en que su timidez le permitió levantar los ojos del suelo para saludar a la nueva dependienta, se dio cuenta de que Stella tenía un rostro angelical, alegre, unos ojos brillantes y llenos de vida.

    Desde aquel momento, nuestro enamorado Mariano, iba feliz a su trabajo solo por cruzar unas miradas con ella.

    Todos sus maniquíes comenzaron a parecerse a Stella, con largas pestañas, con labios rojos como el rubí. Con vestidos floreados y alegres de múltiples colores.

    Pero al final de las rebajas la despidieron como al resto del personal por contrato y Stella bajo a despedirse de Mariano. Estrecho su mano, él sintió un escalofrío que le recorrió todo el cuerpo y le hizo estremecer hasta caer desmayado al suelo.

    Solo el estridente ruido de las sirenas de la ambulancia que le transportaba le sacaron de ese extraño mundo de la televisión en el que estaba aguantando el chaparrón de broncas por su forma de maquillar.

    Abrió los ojos y allí sentada junto a él, en esa ambulancia iba Stella cogiendo su mano, mientras los señores de la tele tiraban fuertemente de él para que no escapara del estudio en que estaba maquillando a los presentadores.

    Volvió a desvanecerse y ya despertó en el box de urgencias, allí el medico de guardia estaba rellenando sus datos. Sus compañeros de trabajo informaban de su nombre, apellidos y de su trabajo.

    Según decían Stella y los que le acompañado hasta el hospital el buen Mariano trabajaba en una fábrica de muñecas de porcelana.

    Trabajaba en el proceso final, de pintar las caritas y peinar a las muñecas, y como era muy cabezota siempre se había negado a utilizar guantes y mascarilla de protección.

    Las pinturas que utilizaba para sus muñecas contenían altos niveles de plomo que día a día se iba acumulando en su sangre.

    El diagnostico de Mariano era Saturnismo, y la gran acumulación de plomo en su organismo le había ocasionado graves daños cerebrales.

    Desde aquel instante había dejado de llamarse Mariano para convertirse en Saturno, un enfermo más de aquel psiquiátrico en el que utilizaba sus habilidades para maquillar a todos los enfermos y cuidadores el primer domingo de cada mes.

    Para cortarles el pelo como solo el sabia. Ayudar en los rasurados de los que iban a recibir algún tratamiento con Terapias Electro-convulsionante.

    Para todos, a pesar de sus pasos torpes y lentos, era todo un artista que llenaba de luz y color sus caras y sus ropas. Aunque él solo podía ver una única cara y a través de sus ojos estaba rodeado por un mundo de personas identicas en sus facciones, todos eran nuevos muñecos de porcelana.

    ResponderEliminar
  20. Creo que conozco el final en el que estás pensando. A ver:

    De pequeño, Mariano fue abducido por unos extraterrestres, los cuales le inocularon un bit que era el que en realidad operaba sobre la voluntad de Mariano. La finalidad última de estos seres era que todos los que pasasen por las manos de Mariano tuviesen el mismo rostro de los habitantes de ese lejano planeta (como puede observarse sobre todo en la primera foto). El rostro escondía otra realidad oculta: esas personas trabajarían en adelante para conquistar la Tierra y hacerse con el poder absoluto de la misma. Una vez conseguido su objetivo, los extraterrestres subyugarían a la especie humana, convirtiéndolos en esclavos sexuales.

    ¿A que este sería tu final ideal? Si es que soy un lince.

    Un cariñoso abrazo. Me ha encantado tu planteamiento. Yo cuando no sepa como terminar un micro haré lo mismo (je, je... es broma, guapetona).

    ResponderEliminar
  21. quizas amiga todas las personas maquilladas por nuestro amigo Mariano parecían hermanas y hermanos porque por mas que tengamos diferente tonalidad de piel,debajo de la misma,por dentro somos todos iguales,no hay mas.

    bueno,eso es lo que creo yo amiga,o al menos asi lo interprete,me ha gustado mucho esto de escribir cada uno lo que le parecia el maquillaje de las personas.

    esperare el final de esta preciosa historia amiga,te dejo muchos besos y abrazos y te deseo un precioso fin de semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Cuenta, cuenta!!! Vamos, vamos!!!!!!!!... Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  23. Ya me gustaría a mi tener la imaginación capaz de crear un final para tu historia.

    Lo que sí te puedo decir es que me ha gustado mucho...

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  24. Original sí que es Mariano eso nadie se lo podrá discutir, pero macabro también, es que las modelos parece que están enfermas y sin fuerzas. Yo no sé lo que tiene en la cabeza Mariano, pero yo creo que su historia muy alegre no tuvo que ser, ese anterior trabajo marcó su tendencia, creo que esa es la clave, lo dejo porque ya no podía aguantar más, pero se trajo consigo lo que sabía hacer, maquillar así
    Un gran abrazo sin maquillaje y sonriente

    ResponderEliminar
  25. También esperaba impaciente el final y me has dejado que lo hago yo mismo. Ok, no voy a imaginarlo mucho, en realidad lo que voy a poner es lo primero que me vino a la mente:
    El es un artista y como tal su obra tiene su sello característico. Cuando uno ve la obra de un pintor como Van Gogh, Paul Gauguin o Picasso, puede ver a todos los cuadros con características propias y únicas que nos muestran al autor. Así con los libros, cuando uno lee la obra de un artista como Kafka, Dostoievsky o Sábato puede reconocer en ella la personalidad misma de su autor.
    Así también Mariano como gran artista que era dejaba su sello en cada obra de maquillaje, haciendo que todos de alguna manera parezcan similares.
    Ahora Towanda espero el final que tenias preparado.
    Un beso, gran historia.

    ResponderEliminar
  26. Nooo¡¡ no me dejes asiii....¿el en relidad no era humano?¿veia a su familia,la cual murió años antes? no seas malaaa...

    un saludo a mi guerrera de la luz

    ResponderEliminar
  27. porque estan muertos.....Y él maquillaba en una empresa de pompas funébres.....
    Que horror mi relato!!!!!
    No sé, una nueva especie en el planeta.....
    Muy interesante.

    ResponderEliminar
  28. Pienso que a Mariano le traicionaba el subconsciente, siempre habia sido un niño solo por ser hijo único y después, en la madurez seguía con su eterna soledad a cuestas, de modo que todos sus modelos se parecían, porque formaba con sus pinceles la familia que nunca tuvo, con rasgos similares por formar parte de esa familia que siempre soñó y en la que al final se refugiaba y consolaba su eterna soledad.

    Mi imaginación no tiene límites, je je ☺... lo lamento.

    Te dejo un beso grande y el deseo de un bello fin de semana.

    ~Charo Bustos~☺

    ResponderEliminar
  29. Buena idea lo del no-final...

    No tengo uno pero me gusta la idea.

    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Encontró un trabajo igual pero muy diferente.... estaba cansado de trabajar mucho y hablar poco durante 8 años....., el color pálido y las expresiones de sus modelos....
    Yo me decanto por la idea de que trabajaba en una funeraria maquillando cadáveres.
    Parece que uno si no se recicla en su trabajo tiende a "encasillarse", preguntad a Antonio Resines... ;). Buena entrada, un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Bueno, bueno, finales sorprendentes, divertidos, macabros... ¡muy buenos y excelentes!. Me he divertido muchísimo leyendo cada aportación, ha sido genial. Lo primero de lo primero es daros las gracias a todos y felicitaros por la imaginación que derrocháis y compartís conmigo.

    Estaba deseando llegar a casa para leeros...

    A ver si no me salto a nadie.

    Campoazul: Muy buena imaginación jajajaja

    Miss Bittersweet: Un bonito mensaje y es que las imperfecciones hacen que nos distingamos del resto... ¡frío, frío!.

    Marisa: Otra posibilidad muy buena. Verdaderamente parecen muertos vivientes, jajaja.

    Emejota: No, no... hay algo más.

    Torcuato: Te la dejo para septiembre. Un beso.

    Rombo: También te queda para septiembre. Otro beso.

    Neurótika: Lo siento, chiqui... ¡no te rindas! Un besín.

    Neko: Ay!... que ya es tarde y no se nos ocurre nada!. Un besote.


    Ana: Muy graciosa la observación de la "asiática", jajaja. Es un posible final, también.

    Neuriwoman: Un final curradísimo y buenísimo que podría ser el ideal para la historia. Jolínes que maja eres (ya sabes por qué). Gracias.


    Ángel: Jajajaja... también vale. Muy buena tu aportación. Gracias pero frío... frío... que te hielas.

    Sony: Ay, dulce Sony, cuándo sepas la verdad de Mariano! jajaja. Es un final muy bonito pero yo soy más.... digamos "macabra". Un beso fuerte.

    Miguel Vivas: Ay, querido Miguel, te veo en septiembre con ésto pendiente. Un beso y cientos de mordiscos.

    Sibarita: Claro que la tienes y ¡mucha!. Un beso.


    Renacer: Caliente... caliente... que te quemas.


    Guille: Otra posibilidad y muy buena para el final... pero frío... frío... congelado. Un abrazo.

    Navegante: ¡Lo siento, capitán, pero se está desviando del rumbo marcado!... Unos besos.


    Irene: ¡Qué macabra!.... jajajaja. Vas acercándote a la brasa... caliente caliente.
    Es otra opción. Gracias y besos.


    Charo: ¡Qué bonito! Podría ser así, pero...cali... no, no, frío.. muy frío. Un beso preciosa.


    Freaky: No tienes uno?, pues ya sabes, ¡a septiembre!. Un beso.


    J. Antº: ¡Qué buen final planteas!... Anda que vaya imaginación tienes. Un beso fuerte.


    (El final para que no interfiera estos maravillosos comentarios lo dejaré en la siguiente entrada).
    Muchas gracias, de nuevo, y mil veces más.

    ResponderEliminar
  32. Prometo que he sido bueno y no he leído aún el final, así que voy a dejar no mi final, dejaré un pensamiento:

    Si todos se sienten enfadados con el maquillador debe ser porque la expresión que les maquilla no debe de ser muy alegre, por lo tanto es una persona atrapada en un momento pasado que le causó tristeza o un cambio radical en su vida, ¿cuál?, pues si digo cual entonces estaré dando un final y faltaré a lo que he dicho al comienzo que iba hacer....

    Ahora mismito me voy a leer tu final a ver si mi tarea detectivesca ha estado bien encaminada.

    Abrazos Towanda.

    ResponderEliminar
  33. No puedo dejarte este comentario en la entrada del final de la historia, no sé el motivo, pero cuando voy a escribirlo se me pone la pantalla toda en azul y nada...En fin, te lo dejo aquí que si me deja....

    Me ha sorprendido el final, aunque intuia que la expresión que maquillaba no podía ser muy alegre nunca hubiese sospechado que era la de la aparente paz de un difunto....En fin, grande tu historia y más grande tu originalidad de partirla en dos para conocer más a tus comentadores, es una muy buena opción esta que has hecho, me ha gustado, igual algún día con tu permiso te copio la idea, no sé, ¿tú crees que lo haré?, yo ya sé lo que voy a hacer, pero me interesa saber que crees tú Towanda...jajajja, ves ya lo estoy haciendo....es broma, ya en serio, me h aencantado leerte, tus historias siempre están muy bien desarrolladas.

    Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  34. Acróbata: Verdaderamente Mariano estaba atrapado... Bien resuelto.
    Tocaste el punto interno de como se sentía...

    El final es uno más de los posibles que se han ido dejando. Me alegro que te sorprendiera, al igual que el hecho de partirla y escuchar cómo la hubiera terminado cada uno. Ha sido algo ¡chulo!.

    Tienes "permiso" para hacer con la idea lo que gustes. Cuando la hagas, prometo participar y darte mi final, aunque he de decirte que yo ya conozco el final de tu historia... ¿tienes tú ya el comienzo?... jajajaja.... es que me he enviciado con el tema.

    Muchas gracias por tu aportación, por tus palabras cariñosas y por todo.

    Unos abrazitos.

    ResponderEliminar
  35. jajajaj, te soy sincero?????, pues no, no tengo aún inicio, pero en cuanto se me ocurra uno que merezca la pena me pongo manos a la obra.

    Por cierto, muchas de nada, tan solo retribuyo lo mucho que recibo, de eso se trata, verdad?

    Otros abrazitos "Towi"

    ResponderEliminar
  36. Acróbata: Un beso con acrobacias ¡que te lo mereces!, aunque me de una lumbalgia.
    jajaja, me estoy acordando del camarero y ¡ya te vale!..

    ResponderEliminar
  37. Tal vez Mariano sólo quería que la gente de su alrededor se dieran cuenta que con sus costumbres, preocupaciones, rutinas, se estaban transformando en simples armas de trabajo, deberes y obligaciones dejando a un lado, la verdadera cara de la vida.

    ResponderEliminar
  38. Xaquelina: Bien pensado y bien narrado, pero frío, frío... muy frío.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...