05 enero 2012

A.B.S.


A.B.S., con estas iniciales -que más bien parecían un sistema de frenado- comenzó su carrera, siendo apenas un niño.
Tantas horas había pasado en la calle que sabía reconocer, aún con los ojos cerrados, en qué esquina, plaza o calle se encontraba.
Supermercados, farmacias, bares, coches… cualquier sitio era bueno para, durante minutos, hacerlo suyo.
Fue sumando penas y más penas hasta convertirse en el preso con más condenas de su galería. 
¡Hey, mirad al ABS!... ¡Tío grande!... ¡Qué pasa, agüelo!!...Estos y otros saludos similares le lanzaban sus compañeros reclusos.
Y así, día tras día, año tras año, consiguió saldar su deuda con la sociedad. El día 16 de diciembre fue el día señalado en el que, ¡por fin!, tras varios lustros encerrado… pisaría de nuevo la calle como un hombre libre.

Antonio Bueno Soria, de  61 años, pondría sus pies en el suelo sin deberle nada a nadie.
Cuando oyó el cierre de la verja a su espalda, también quiso cerrar los ojos e inspirar la libertad tan ansiada, llenando sus pulmones de ella. Aquí empezaba su nueva vida y quería disfrutarla.
La ciudad era nueva y desconocida para él. Caminó observando las gentes, los locales, los coches aparcados, el murmullo y el ruido de la circulación… Tantas hombres y mujeres caminando en uno y otro sentido, tan aprisa… sin mirarse apenas a la cara. Todo rápido y atestado de personas… Calles engalanadas para recibir la Navidad... Villancicos sonando y tímidos copitos de nieve adornando los árboles...

Por primera vez, en muchos años, se sintió solo.
El día 26 de diciembre, un individuo que respondía a las siglas A.B.S. fue detenido cuando se disponía a atracar una Caja Rural. Un policía de paisano, que se encontraba realizando sus gestiones personales, se dio cuenta de la situación, abalanzándose sobre el atracador que no opuso resistencia, por lo que fue reducido sin ningún tipo de incidentes.
A.B.S. fue detenido pasando a disposición judicial… Con sus antecedentes, fue enviado de nuevo a su celda en espera de juicio. Se le veía feliz mientras, esposado, recorría su galería girando el cuello y buscando los ojos de sus conocidos a los que iba saludando con el gesto de sus cejas o asintiendo con la cabeza.
El niño-ratero, de vuelta al único hogar que conocía. Con una sonrisa de oreja a oreja y con la seguridad de que ni la noche vieja ni el día de reyes  volvería a encontrarse solo... "Estos días son... para disfrutarlos en familia".



¡¡¡FELICES REYES!!!

132 comentarios :

  1. Towanda precioso y muy real el relato, algún caso sé muy similar de personas que pasaron gran parte de su vida encerrados y no supieron adaptarse a la libertad, su libertad estaba tras de aquellos muros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Crónica de un preso eterno...Cualquier parecido con la realidad puede ser exacto. Sí, cuántos casos similares debe haber por esas prisiones de Dios.

    Me ha recordado un viejo cuento de Guareschi, en el que a un preso le esperaba, a la salida de la cárcel, un perrillo de esos de raza "mil-leches".
    Y también esas novelas de Martín Vigil que se pusieron de moda en nuestra adolescencia, plagadas de jóvenes marginales y vidas dramáticas.

    Besitos y que los Reyes se sigan mostrando tan geniales contigo.

    ResponderEliminar
  3. Tema delicado, la Libertad.

    Bien, el contexto de tu relato subordina la libertad-de-movimientos a la libertad del corazón. Si bien es cierto que a veces van juntas, el ejemplo de A.B.S es magnífico pues ese hombre prefería la complicidad y la compañía de sus estimados compañeros de presidio a la frialdad de las amplias y ventiladas avenidas callejeras.

    Además es sencillo ponerse en su piel...una libertad sin calor o una falta de libertad con cariño? Yo creo que él lo tuvo claro y como él, muchísima gente en esas tristes circunstancias. A qué lado de los barrotes se encuentra la Libertad, le preguntó un preso a su guardián. Complicado.

    Felices Reyes, Towanda. En familia, por supuesto (y encima sin barrotes, que es lo bueno que tiene)

    Un beso (te has vuelto a luciiiiiiiir)

    ResponderEliminar
  4. Prefería el encierro, a una libertad en soledad. Muy bueno Towanda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No me extraña.
    Vivir fuera de la cárcel es muy difícil y cada vez menos agradable. Hay que pelear mucho para sobrevivir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Towanda, hay personas que encuentran a su familia en los lugares más insospechados, pero es que la vida lo plantea así. Te eligen a ti.
    Me gustó la vuelta de tuerca que das.
    Un abrazo y a por un 2012 repleto de éxitos.

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito Towanda y qué placer siempre visitarte.
    Un abrazo cariñosísimo y gracias por tus visitas y maravillosos comentarios.

    ResponderEliminar
  8. Uff!! Que cruel realidad!!
    Bien lo dices, es pasar en familia y él de tanto delinquir ya se había convertido en familia de todos los privados de libertad que estaban junto a él.
    Afuera, esa fría realidad ahuyenta a cualquiera, la diferencia es, que ya nos acostumbramos a ella y vamos siendo parte de ella!
    Hermoso lo que nos compartes, gracias.
    Que tu año sea maravilloso.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  9. Está claro que la soledad es un estado de ánimo. Se puede estar rodeado de miles de personas y estar más solo que la una.

    Precioso relato, Towanda.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Towanda, me ha encatado cómo has desarrollado el relato, presentándonos a A.B.S., sus largos y densos años en la cárcel y el sonido de la reja a sus espaldas cuando se dio de bruces con la otra realidad, con una soledad descarnada por desconocida y como prefirió retornar a la soledad compartida en su libertad entre barrotes.
    Towanda felices Reyes también para ti y que nos sigan trayendo tus siempre maravillosas entradas.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. En su pellejo habría hecho lo mismo. Bs.

    ResponderEliminar
  12. Saudades:
    Algunas veces, la libertad en soledad, no es fácil.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Merce:
    Jó, recuerdo esas novelas de Martín Vigil...
    La otra historia que cuentas voy a buscarla porque me parece preciosa.
    Un beso muy fuerte y también les pediré a los reyes algo para ti.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  14. Valaf:
    ¿Imaginas estos días sin tu familia?...
    Nosotros, los que tenemos una vida estable -más o menos- no podríamos prescindir de compartir lo poco o mucho que tenemos con ellos ¿verdad?, pues así debió de sucederle a ABS... Libertad en soledad es encierro.
    Gracias, bonito, y que los reyes se porten bien contigo y con todos los tuyos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Gamyr:
    Justo lo que le decía a Valaf. Estoy contigo, reina.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Toro Salvaje:
    Pienso como tú.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  17. Nicolás:
    Es triste pero puede ser real y muy real.
    Gracias, majete.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Beatriz:
    Siempre es un honor tu visita.
    Gracias a ti por dar belleza a nuestras palabras y por hacer felices a tantas personas. Hoy le tocó a Valaf y me encantó como le regalaste tu voz.
    Sigue dándonos ilusión, porfa.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  19. Arte de Amar:
    Así es, como tú lo dices. Tanto tiempo en ese entorno que acabó convirtiéndose en su familia.
    Gracias, bonita.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  20. Evánder:
    La soledad es muy mala compañera, amigo. Creo que es algo que no soportaría nunca.
    Un beso enorme, pero enorme de verdad.

    ResponderEliminar
  21. Felicidad Batista:
    Me encanta tu comentario porque es la esencia que quise contar.
    Eres una maga y supiste decirlo con las palabras exactas.
    Mil gracias y millones de besos.

    ResponderEliminar
  22. Emejota:
    Y yo, porque estar solo no es bueno.
    Un beso muy fuerte Eme.

    ResponderEliminar
  23. una pena que haya falta carceles y que los que menos tienen, sean los que más están

    ResponderEliminar
  24. Los cambios nos afectan siempre, cambiar de casa, de trabajo y sobre todo tanto tiempo. Muy bien logrado y tan real. Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. cruel, crudo y es la pura verdad... me dejas con un nudo en la garganta...
    saludos!!

    ResponderEliminar
  26. hay mi querida amiga como echaba de menos tus tieras y reflexivas historias,siempre me gustan y las disfruto como la de hoy,que como siempre es mas que reflexiva hee.

    quiero desearte una hermosa vispera de reyes para ti y tu familia y que reciban esta noche magica con amor y alegria.

    besitos y feliz fin de semana!!!!

    ResponderEliminar
  27. Si no tiene a nadie y ahi le dan cama y comida es muy libre de elegir su "libertad" cada uno la siente como le sale del alma y hace uso de su libre albedrio como le place. A él le parecio la mejor solución.

    Que te traigan los Reyes sacos de proyectos, alegria, ilusion y amistad.

    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Una historia para reflexionar largo rato... Me ha encantado leerte. La carcel a veces está fuera, no dentro. Felices Reyes Magos! Precioso relato.

    ResponderEliminar
  29. Pasa más veces de las que podemos imaginar... Me encantan tus relatos Towanda...Ya lo sabes...

    Besazos desde el aire y que tengas muchos regalos mañana cuando te levantes...

    ResponderEliminar
  30. Un emotivo y veraz cuento de Navidad.

    ResponderEliminar
  31. Pues eso, dicen los que han estado en la trena que es muy dura, supongo que no para todo el mundo.

    Besos Towanda.

    ResponderEliminar
  32. Escribes muy bien la verdad es que el ser humano es de costumbres y los nuevos comienzos aveces asustan. Un beso y feliz noche de reyes.

    ResponderEliminar
  33. Una opción muy desesperada, si busca en su interior seguranente encontrará algo que le satisfaga más que estar preso.

    Besos, Towanda, y feliz día de reyes.

    ResponderEliminar
  34. A veces la libertad no es como la imaginamos,la vida la mayoria de las veces no es como la habiamos imaginado,pero mientras tengamos el poder de "elegir" seguiremos vivos. ABS es un claro ejemplo.
    Un relato nada leos de la realidad. Me ha gustado mucho. Un bessito

    ResponderEliminar
  35. No es la primera vez, que se hace de gente anónima, una familia. Por circunstancias de la vida o por circunstancias personales.

    Me alegro porque ABS pudiera volver al sitio donde tiene a alguien que lo aprecie.


    bss.

    ResponderEliminar
  36. Towanda, tras leer tu relato he recordado una frase de Aristóteles..."Los seres que viven solos, o son dioses o son bestias". Quizá sea un poco exagerada...pero es buena para recordar que la soledad no conjuga bien con los seres humanos.
    El reo se encontró feliz allá dónde él reconocía a su familia, me da que la celda era bastante secundaria para él.

    ¡Exquisita tu prosa!
    B7s

    ResponderEliminar
  37. Era el hogar que conocía y donde se sentía seguro. Es triste desde el punto de vista de nuestra libertad, pero para él la única forma de volver a su hogar y con los suyos era delinquir.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  38. Me pongo en su piel y me imagino que yo haría lo mismo.

    ResponderEliminar
  39. No se que decirte, la libertad es el tesoro más preciado de una persona, después de la vida. No dudo que hay quién prefiere la seguridad de lo conocido y la ausencia de soledad, habría que ver qué significa VIVIR para cada persona.

    En cualquier caso has elegido muy bien y has planteado un tema muy interesante y que quizá daría para muchos más post.

    Felices Reyes Towanda, espero que te hayan dejado muchos regalos, con lo maja que eres seguro que sí.
    :)

    ResponderEliminar
  40. Gran blog que he descubierto a través de Mientrasleo. Estar cerca la familia para muchos es el único regalo que quieren y que recibirán en estas fechas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Me has recordado una noticia que vi hace pocos días.
    En fin, como la vida misma.
    Besos

    ResponderEliminar
  42. Es cierto, está muy bien escrito y es una mezcla de ficción y realidad muy bien lograda.
    Y con respecto a A. B. S., realmente es como si comenzara a organizar de nuevo su vida. Debe ser bastante complicado iniciar nuevas rutinas y costumbres en su hacer diario que quizá no todas las personas estén preparadas para ello.

    me agradó mucho esta lectura.

    un saludo
    :)

    ResponderEliminar
  43. Hola, vengo a pedirte un favor. Le puedes decir a Endless Love que su blog no me permite dejarle comentario, que dice que a los nuevos nanai. Gracias!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  44. Precioso relato, eres realmente muy buena relatando, me gusta el ritmo y en este caso los temas, libertad y soledad.
    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  45. Lo más triste de esta historia es... que es real. Cuando alguien pasa tantos años encerrado, Instituciones Penitenciarias debería tratarlo antes de salir para que sepa adaptarse a ese mundo del que, justa o injustamente (no lo analizaré), se le arrancó un día

    Feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  46. Hola mi dulce Towanda , muy bonito y cierto el relato , eso le pasa a muchos presos que tienen que pasar muchos años en la cárcel , y de muestra un botón solo tienes que fijarte en la película "Cadena perpetua" besos de Lm.

    ResponderEliminar
  47. Muy bonito tu relato. Acabo de conocer este blog, soy bastante nueva en estas lides... ¡Hay tanto para ver!
    Un saludo muy cordial

    ResponderEliminar
  48. Mejor bueno conocido...Relato fantástico Towanda.

    Felices reyes. Espero que se hayan portado bien

    ResponderEliminar
  49. Muy bueno, por un momento he pensado que estabas contando un hecho real y acabas de plasmar una historia que bien podría estar sucediendo.
    Nadie debería estar solo.

    Besitos y feliz entrada de año.

    ResponderEliminar
  50. Noelplebeyo:
    Verdades como puños.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Lapislazuli:
    Los cambios afectan y sobre todo el que supone pasar de la compañía a la soledad... Ése debe ser horrible.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  52. anne wentworth:
    Un nudo que espero que ya se haya pasado.
    Disculpas por llegar tan tarde; ha sido culpa de los Reyes.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  53. Sony:
    Bienvenida a tu casa, que también es un poquito mía...
    Gracias y muchísimos besos.

    ResponderEliminar
  54. ion-laos:
    Cama, comida y compañía era lo único que necesitaba nuestro ABS...
    Me han traído más de lo que me esperaba y estoy contentísima.
    Espero que a ti también.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  55. Julie:
    Así es amiga Julie... Eres sabia.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  56. Rosa:
    Ojalá que nunca nos pase algo parecido ¿verdad Rosa?.
    Gracias, bonita.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  57. Preste Juan:
    Gracias, porque quería hacer algo así... Un cuento de navidad pero diferente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  58. Acróbata:
    Yo, por si acaso, voy a cumplir todas las normas y no voy a delinquir no vaya a ser que me metan allí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  59. Citu:
    Sí, de acuerdo contigo. Se suponía que el cambio era para bien pero es que el hombre no es feliz, solo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  60. Maribel:
    Mejor que estar preso, cualquier cosa... Pero elegir entre libertad y soledad, no lo tengo yo tan claro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  61. Men:
    La vida es difícil para el común de los mortales, y en determinadas circunstancias...
    En un caso así no sé cómo hubiera actuado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  62. Mar:
    Es cierto, no es la primera vez. Imagina los vínculos que deben crear las personas que, por circunstancias similares, deben convivir durante años al lado de desconocidos...
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  63. Mari:
    El premio simbólico al comentario más bonito, hoy es para ti.
    Me encanta lo que has dicho de principio a fin.
    Gracias, bonita y me quedo con esa frase de Aristóteles:
    "Los seres que viven solos, o son dioses o son bestias"
    BESOS.

    ResponderEliminar
  64. Campoazul:
    Da un poco de pena, sobre todo en estos días pasados de fiestas, el pensar en los que están encerrados; no en cárceles físicas sino en sus propios cuerpos por una enfermedad o en redes que les impiden escapar...
    Besos, chiqui.

    ResponderEliminar
  65. Goyo:
    Es que la soledad impuesta es muy mala.
    Besos, ojazos.

    ResponderEliminar
  66. Candela:
    Efectivamente, habría que ponerse en la piel de cada persona para saber cuales son sus valores.
    Para mí, uno de los principales, es el respeto por mi vida y por la de los demás y -a la par- la libertad.
    Bueno, los reyes han sido muy buenos con cositas que ni imaginaba.
    Gracias, espero que contigo igual.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  67. Sheol13:
    Bienvenido. Tienes un trocito de roscón en la nevera... ¿te apetece?.
    Un beso y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  68. Mientrasleo:
    Yo también leí algo sobre el preso con más condenas que quedaba en libertad... Pensé en eliminarla de borradores porque me dio rabia la coincidencia, y lo que hice fue "retocarla" un poquito para estas fiestas, como un cuento de navidad...
    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
  69. Esilleviana:
    Me alegro mucho que te gustara.
    A mí cualquier cambio me genera un poquito de nerviosismo; así que imagina por un momento todo lo que se le venía encima a nuestro amigo ABS.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  70. Ion-laos:
    Acabo de venir de casa de Endles Love y me dice lo mismo:
    "Los comentarios nuevos no están permitidos".
    Eso debe de haberlo puesto ella por algún motivo, quizá se haya ido de vacaciones...

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  71. iglesiasoviedo:
    Libertad y soledad, difíciles de separar para ABS.
    Gracias amigo José Manuel.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  72. Pedro 76:
    Probablemente debería ser así en casos como éste, en el que un muchacho ingresa en prisión y no sale hasta que es practicamente un anciano... Y siempre por delitos, digamos, menores o que no hubieren atentado contra la integridad de ninguna persona.
    Bienvenido, guapísimo.
    ¿Qué tal todo?.
    Besos.

    ResponderEliminar
  73. Little Moon:
    Gracias chiqui.
    Llevo dos días desaparecida de esta casa y lo tengo todo por hacer.
    Menos mal que las fiestas han acabado porque con esta de REyes me he líado muchísimo.
    Ya te visitaré, guapa.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  74. carmenpiva:
    Bueno, poquito a poquito, te irás situando.
    Yo estoy un poco liadilla en estos días y, confío, en ponerme al día en breve.
    Un beso muy fuerte y bienvenida.

    ResponderEliminar
  75. Manuel:
    Mejor malo conocido???... depende. En este caso, sí, pero no sabría yo si decantarme por esa opción.
    Los Reyes me han dejado alguna cosita que no me esperaba y unos eurillos para gastar.
    Espero que a tí también.
    Besos, doctorcito.

    ResponderEliminar
  76. Erika:
    Nadie debería estar solo, así es y hay demasiadas personas que lo están.

    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
  77. Gracias Towanda!

    Buen finde, besos!

    ResponderEliminar
  78. Tengo entendido que esta historia es mas real de lo que nos pensamos, mas de un caso así se ha conocido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  79. Que historia tan triste!!!! lo peor de todo es que estas cosas ocurren.!Que pena de vida, que triste es sentirse solo!

    Me ha encantado el relato y la reflexión.

    Un afectuoso saludo!!

    Xipo "En el mundo perdido" - Participante en la categoría de "viajes"

    ResponderEliminar
  80. Lo que viene a significar que la familia no es otra cosa que el conjunto de los seres con los que convivimos, aunque entre nosotros no haya relación sanguínea. Y más aún: la familia es un refugio contra el mundo, quizá el único refugio, que nos ayuda, como bien sugieres, a luchar contra esa endémica soledad en la que nacemos y vivimos (aunque esa familia, peculiar familia, esté plagada de maleantes y ciudadanos de la más baja estofa, jaja). Buen relato, Towi.

    ResponderEliminar
  81. Hola requetepreciosa, parece que al final la cosa no iba de frenos ni de coches.

    La verdad es que cuando se vive encerrado toda una vida debe ser muy duro sentir toda esa soledad de golpe, en campo abierto y sin recursos.

    De las pestañas mejor no digo na´ que me dan grima y hasta alergia solo de pensarlo.

    Un besote muy grande y espero que los reyes magos os hayan inundado de todo lo mejor, porque realmente lo mereceis. Besos a mis towanditas.

    ResponderEliminar
  82. :))

    gracias por tu visita y comentario.

    ahora leeré algunos de los microrrelatos que tenéis en otro de los espacios que compartes con amigos bloguer.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  83. Es muy real tu relato. Yo conocí a uno, ciudadano normal, que fue encarcelado por un tema de conducción y desacato a la autoridad. Estuvo quince días en la càrcel. Fue toda una experiencia. Tenía no sé cuánto que contar. Claro, es distinto cuando tienes que estarte años ahí. Es todo un tema este de las cárceles. ¿No se podrá modificar de alguna manera ese sistema? Para algunos, vagabundos y gente desarraigada la cárcel puede llegar a ser una solución. Por lo menos tienen compañía.

    ResponderEliminar
  84. bichoraro:
    Realidad que supera la ficción.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  85. Joaquín Doldan:
    No lo dudes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  86. xipo:
    Sentirse solo debe ser muy triste, de las peores sensaciones que deben existir.
    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  87. Ángel:
    Pues así debe ser; por tanto, un poco familia seremos todos los que pasamos tiempo en esto... Así que como somos familia, ¿te vendrías a cargarme el lavavajillas, primo?, es que estoy muy cansada.
    Un beso, Ángel.

    ResponderEliminar
  88. Neuri:
    Menos mal, se te echaba muchísimo de menos en todo el hemisferio.
    Me alegra mucho entrever que todo está perfecto y que tú estás más espiritual que de costumbre.
    Muchísimas gracias por tu afecto, que es recíproco.
    ABS, no eran frenos, y las pestañas de mosca, mejor las dejamos también.
    Un besazo, guapísima.

    ResponderEliminar
  89. Esilleviana:
    Gracias a ti también por venir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  90. El Mirlo:
    Puf!, ¿modificar el tema cárceles?, lo veo yo muy complicado. Hay personas que no merecieran salir nunca de ellas, sobre todo las que cometieron delitos con menores...
    No sé si debo opinar más allá, pero lee entre líneas.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  91. Towanda, Buen relato, triste si, de la realidad, un cambio brusco, necesaria ayuda sicológica
    Buen inicio de semana

    ResponderEliminar
  92. DURA HISTORIA AMIGA, A VECES OCURRE.FELIZ SEMANA.

    ResponderEliminar
  93. Te aseguro que es cierto. Conozco casos reales exactos a lo que cuentas.

    Un besazo y que hayas tenido buenos Reyes.

    ResponderEliminar
  94. La soledad se encuentra en nuestros corazones. Podemos estar rodeados de gente y hartos de gritos, pero a la hora de la verdad eso es también soledad.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  95. Me gusta la dulzura que transmite el personaje, se hace entrañable en esos pocos párrafos... Aunque es una historia triste es también un historia llena de guiños que hacen sonreír.

    Leyéndolo me he acordado del personaje que interpreta Morgan Freeman (free man: hombre libre) en la peli Cadena Perpetua, he pensado en esos momentos en que sale después de tantos años de prisión, es hacia el final de la película, cuando trata de "reinsetarse" en la sociedad... hay una escena en la que mira hacia el techo de la pensión donde se aloja y ve grabado el nombre de otro que cómo él salió de la prisión y pasó también por allí...

    Y también me ha venido a la cabeza el caso de Miguel Montes Neiro, quien todavía sigue en la cárcel después de pasar casi toda la vida allí, en diciembre el último consejo de ministros del gobierno de Zapatero le concedió el indulto parcial pero todavía sigue en prisión, te paso un enlace:
    http://www.granadahoy.com/article/granada/1153421/miguel/montes/neiro/critica/la/prision/albolote/pone/trabas/su/salida.html

    Un abrazo, mujer libre :)

    ResponderEliminar
  96. ¡¡Bonita historia Towanda y conmovedora a la vez!!
    Es como un pájaro enjaulado que no conoce la libertad... y al final le abres la jaula para terminar muriéndose de hambre ,frío y soledad.
    Me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  97. Sobrecogedor. Me ha recordado a la película de Cadena perpetua, un anciano que le dan la libertad acaba ahorcándose días después por verse sólo en un mundo que desconoce por completo.

    Una historia que podían coger los de El Almendro para su campaña publicitaria, vueeelve, a caaaasa vueeelve, por Navidaaaaad!!!


    Te mando un fuerte abrazo, Towapetona.

    ResponderEliminar
  98. Maravillosa entrada! dura realidad, donde contrasta la libertad en soledad involuntaria o la prisiòn con sus componentes del ambiente!

    Que dilema!, pero que reflexiòn tan profunda al corazòn humano,

    La soledad involuntarìa, es tanto igual o peor a mi juicio que la prisiòn, y tal es asì que en algunos paises de occidente,

    se ha empezado a tratar de combatir ese virus,producto de la codicia, de la acentuacion extrema de una forma de vida liberal e independiente, carente de valores èticos, morales,cristianos y familares; en donde la sociedad carente de esos principios, terminan en el suicidio o prefieren un retorno como el de ABS.

    No podemos vivir a contranatura, necesitamos de ti de mi, del otro, y no la cruel marginaciòn en razòn del egoìsmo y la codicia.

    Porque al fin y al cabo ese calor que nos unifica, es genuino y viene desde muy adentro.
    El amor no puede permanecer en soledad!!...es el motor de la vida!

    /Un abrazo compartiendo
    tu sintonìa bonita.
    Felicidades!!

    ResponderEliminar
  99. Hola mi querida Towi, perdona he estado un poco ausente, ya te contaré... Un relato muy real, me ha recordado a la peli de Cadena Perpetua, la recuerdas...?)debe de pasar muy a menudo en presos con largas condenas que sólo han conocido esta vida, para ellos su vida.
    Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
  100. Felices han sido, espero que se hayan portado bien contigo.

    ResponderEliminar
  101. Muy bueno, como siempre. He tenido el placer de dejar mi voto para ti en los premios de la blogoteca. Mereces estar allí. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  102. Rosa E:
    Es probable que sí, en algunos casos, se necesitase un apoyo psicológico.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  103. Mª Carmen:
    Así es, como la vida misma.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  104. El sibarita pobre:
    Yo no conozco personalmente ninguno pero sí sé que son situaciones más que probables.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  105. Mari:
    ¡Qué calladita te noto!.
    Besos.

    ResponderEliminar
  106. Adivín:
    Y eso sí que es doloroso.
    Un beso y gracias.

    ResponderEliminar
  107. Ximo:
    Tengo que ver la peli que dices porque no la conocía y hay varias personas que la mencionan.
    Gracias por ser tan amable, guapo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  108. El Canto de la luna:
    Así es, cosa guapa, como un pajarillo al que dejan en libertad...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  109. Mágico:
    Tengo que ver la peli sí o sí.
    Acepto el abrazo y te mando otro más apretado.

    ResponderEliminar
  110. Francisco Josè Lazo Melhado:
    Muchas gracias por tus palabras, siempre tan cariñosas.
    Tú tienes que ser una buena persona, lo noto, aún sin conocerte.
    Gracias y un besazo.

    ResponderEliminar
  111. Miss Gretti:
    Mi artista femenina favorita.
    No sabes lo contenta que estoy por ti... Por verte y por todo lo demás.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  112. Sergio:
    Los reyes se han portado de maravilla y el nuevo año ha empezado estupendo para mí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  113. Garla Kat:
    Ostras!, gracias.
    No sabía que participabas también. Te hubiese dejado mi contribución para que te posicionases, pero el segundo día ya había gastado mis votos. ¡Lo siento, bonito!.
    Ahora voy a firmar allí.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  114. Espero este año ser menos caótico y no tardar tanto en pasar por aquí!
    Pero antes o después llego y siempre me merece la pena atravesar esta puerta.
    Y precisamente otra puerta, la de la libertad, puede ser mas delgada que el papel y tan pesada que ni los años pueda moverla.
    Un papel, un auto del juzgado, tiene mas fuerza que el hierro mas forjado, pero mientras este permanece raso como una autopista el papel va arrugándose en múltiples recovecos y laberintos que conforman la Justicia actual, lenta y burócrata....para según que intereses o acusados.
    Una Justicia en donde el pobre cumplirá mas condena que un terrorista, en donde la miseria tendrá menos consideración que el banquero mas corrupto, en donde una persona sin delitos de sangre en un país sin cadena perpetúa puede morirse sin volver a salir libre.
    Pero tras los muros de la prisión la gente sigue ajena, veloz en su mundo, a lo que sucede....hasta que le toca.

    Un besazo y magnífico relato con un gran mensaje!

    ResponderEliminar
  115. Carlos:
    Yo te entiendo y no debes preocuparte por pasar o no pasar por aquí. Ojalá que este año sea buenísimo y dispongas de más tiempo libre para conversar.

    Pues, como siempre, sabes -como si me conocieras- el por qué de las cosas que cuento.
    Rescato tu párrafo: "Una Justicia en donde el pobre cumplirá mas condena que un terrorista, en donde la miseria tendrá menos consideración que el banquero mas corrupto, en donde una persona sin delitos de sangre en un país sin cadena perpetúa puede morirse sin volver a salir libre" y lo convierto en el epitafio de la historia...
    Así es.
    Muchos besos y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  116. Llego tarde pero llego. Muy buen relato.
    Un beso

    ResponderEliminar
  117. Towanda otra vez tratas los temas desde la sencillez de lo cotidiano. No se si está basado en hechos reales pues ha habido un preso indultado en el último consejo de ministros del anterior gobierno o algo asi y era el mas antiguo en la cárcel. De cualquier forma haces ver que lo importante es sentirse acompañado y tenido en cuenta y eso le pasaba a él en su cárcel.
    Un beso, que tengo la sensación de que hace siglos que no hablamos.

    ResponderEliminar
  118. Towanda otra vez tratas los temas desde la sencillez de lo cotidiano. No se si está basado en hechos reales pues ha habido un preso indultado en el último consejo de ministros del anterior gobierno o algo asi y era el mas antiguo en la cárcel. De cualquier forma haces ver que lo importante es sentirse acompañado y tenido en cuenta y eso le pasaba a él en su cárcel.
    Un beso, que tengo la sensación de que hace siglos que no hablamos.

    ResponderEliminar
  119. No me di cuenta de que habias publicado esta entrada!!
    Resulta increible, pero es verdad, he escuchado en otras ocasiones historias similares.
    Las personas somos seres sociales, nos habituamos a nuestro entorno, aunque sea entre rejas...
    Es una pena, cuando alquien despues de ganar su libertad no encuentra otra familia que la que tiene cuando no es libre del todo...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  120. He vuelto y te deseo un feliz año!!!
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  121. Asun:
    Ficción, solo es ficción.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  122. Gala:
    Tienes razón.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  123. Y otros paisajes:
    Lo mismo te deseo yo a ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  124. Lo cuentas muy bien. Vivimos en burbujas. Pero hay muchas cárceles a las que no se puede volver. Tu protagonista vuelve al útero materno, ya sabes, el que te cuida de todo.
    Buena crítica al espíritu navideño.

    ResponderEliminar
  125. Ximens:
    Me gusta que te guste pero aún me gusta más que me pongas unos "peros".
    Gracias, bonito.

    ResponderEliminar
  126. ...Humm, esa frase me suena, cuando me la has oido decir... ¿me has espiado?... ¿Me falla la memoria? ¿Nos conocemos en otra dimensión? Si es tuya (la frase) que sepas que tambien es mia

    ResponderEliminar
  127. Muy lindo... Aunque este me imaginaba el final... Pero bueno tu siempre le das un toque perfecto... Muackkkkk mi niña... Te he dicho que me encanta tu blog... Jijji

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...