07 mayo 2014

Desaparecido. Se busca




Nos lamentamos, hipócritas, de no haberlo visto venir. Ningún miembro del equipo médico entendimos las señales y optamos por recetarle fármacos. Esos sueños angustiosos con la muerte visitándole en forma de atún o ese impertérrito olor a pescado debieron prevenirnos del fenómeno… 

El hedor a descomposición alertó a los vecinos, que pusieron el asunto en manos de las autoridades. La policía emitió tan solo un breve comunicado en el que constataban que, en el domicilio del desaparecido, fue hallado un pez de enormes proporciones a pocos metros de una jarra de agua y de un blíster vacío de pastillas. 

Los padres continúan inundando el barrio de carteles.







69 comentarios :

  1. buen micro relato que me deja una duda. El sujeto se volvió un atún gigante; era una especie de Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, o el pececito de su pescera creció demasiado hasta el punto de poder comerse a su dueño?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eduardo.

      ¿Quién sabe lo que pasó?
      Cualquiera de las cosas que dices tú como explicación pudo ser...
      Unos abrazos.

      Eliminar
  2. Me parece un relato rodeado de fantasía, de esa que cuando acabas de leerlo te hace dudar si realmente existen los niños pez. El final deja espacio para ser víctima de la empatía que te crea el personaje y desearle mejor suerte. Me gusta mucho pasear por los mundos que con tanto acierto nos cuentas. Mucha suerte para el próximo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Antonio.

      Creo que los niños pez existen y también las hadas y los personajes mágicos de los bosques.Si perdemos ese tipo de sueños lo perdemos todo.

      Gracias, como siempre, por tu amabilidad, pero ahora te tengo que FELICITAR por tu éxito en la mensual. Te voy a hacer la ola virtual...
      ¡Ese JuanAn como mola, se merece una ola..!

      Me alegro muchísimo, ya invitarás cuando ganes el anual.

      Unos abrazos, besabrazos y abrazotes.

      Eliminar
  3. Jaja muy bueno, Towanda. Otra vez que tenemls algo en común con relatos. Si la semana pasada emparejamos a nuestros ancianitos, qué tal una boda entre un pez y una mantis? Me ha encantado, y también el toque de tragedia de esos padres que buscan a su hijo. Seguro que era Piscis, como yo y creo que tú también. Espero que al menos no cenasen atún a la salsa verde. Oye y estás segura de que no ha sido finalista?? Qué raro, se les habrá traspapelado entre tanto lamento hipócrita. Un abrazo de tritón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Loren.

      Se ve que estamos en sintonía microcuentiana piscigófaga y eso es bueno. Este iba a ser un homenaje a todos los piscis del mundo, pero se ve que no ha hecho gracia, jajajaja.

      No lo logramos, Loren, no nos llaman ningún miércoles o martes o cuando llamen, pero que se fastidien que lo vamos a seguir intentando.

      Besotes de vuelta.

      Eliminar
  4. Que relato tan fantástico, y en todos los sentidos. Nadie lo supo ver, pero claro es que tampoco era fácil.
    Imaginación desbordante, como siempre.
    Besos y a por el próximo rec.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Asun.

      Nadie lo supo ver y me extraña porque era tan evidente... A veces, los médicos no tienen todas las claves.
      Un besazo y gracias.
      A por el próximo.

      Eliminar
  5. No se que pensar, no se quien se tomó las pastillas, no se si el atún era la muerte que se había suicidado, no se porque se ofrece esa recompensa tan poco común. ya no se ni que voy a cenar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ester.

      Ni yo tampoco lo sé, querida saltibrinca, jajaja.

      Eliminar
  6. No se porque me he ido antes de dejarte unos saltibrincos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Ester, qué mal tenemos las cabezas.
      Besos, bonita.

      Eliminar
  7. Es que era un diagnóstico complicaíllo, ja,ja,ja. Me encanta tu mente, y , mira, me has dado ganas de comer atún.Muy diver, Tow. Venga, que ya estás cerca...Besos marinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Salamandra.

      ¿Te han dado ganas de comer atún? Me encanta tu papo, jajajaja.

      Tenemos que intentarlo otra semana más, ¡a por ellos, Eva!
      Besos y gracias, guapa.

      Eliminar
  8. Que le hagan la autopsia al pez.

    Cambiaré de pescao, que me da que pensar...

    Besotes muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, ion.

      Haces bien. Yo no vuelvo a comer atún en mi vida.

      Besotes de vuelta, guapetona.

      Eliminar
  9. Este relato me recuerda un poco a una de esas míticas citas de Einstein: "Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido". Claro que eso depende de como plantees el relato...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Zum.

      Es una cita fantástica que no conocía y que te agradezco mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Supongo que el boca a boca no soluciona nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noel.

      En este caso no soluciona mucho.

      Besotes, señor escueto.

      Eliminar
  11. Pues lo que si parece evidente es que sueño o pesadilla, se hizo realidad.

    Buen relato Towanda, muy imaginativo, que también cuenta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfonso.

      Eso es lo único cierto de todo esto.

      Un besazo y gracias.

      Eliminar
  12. Pues la verdad es que yo no me aclaro... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Genín.

      Venga ya, abu. Tú tienes más sabiduría que todos nosotros juntos.
      Si me invitas a comer te lo cuento mejor.

      Unos besos.

      Eliminar
  13. Uy pobre, le paso de la metamorfosis, pero se convirtió en atún y no en cucaracha. Buen relato. te mando un beso y te me cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Citu.

      Eso es, mi querida amiga, eso es.
      Un beso y tú también, cuidate mucho.

      Eliminar
  14. Entre besugos y merluzas acabó el relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Toro.

      Uy, uy, uy ¿por qué eliges besugos y merluzas? Ya me tienes puesta a maquinar.

      Gracias, bonito.

      Eliminar
  15. Me ha encantado el relato. Raro, de los que a mí me gustan. :D
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Henry.

      Guau, me alegro mucho, gracias.

      Unos besos.

      Eliminar
  16. Bueno pues a lo mejor fueron las pastillas lo que le convirtieron en pez por algun raro procedimiento o efecto secundario jejeje
    buen relato niña unos besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sabores.

      Bien visto. Quizá fuera eso...
      Un besotazo y gracísimas.

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. Hola, Cuentón.

      Jajajaja, pobre, pobre.

      Un beso.

      Eliminar
  18. El cambio era inevitable...Lastima que no supimos verlo

    Besote guapa. Increibles como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, doctorcito.

      Menuda lástima, si estaba claro por qué no lo vieron.

      Gracias y unos besos.

      Eliminar
  19. Creo que tienes a las musas de tu lado, me imagino que le darás muy bien de comer. aunque seguro que no le pones atún para cenar.
    Muy bueno el micro, como siempre estás pletórica de ideas.
    Besitos .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Puri.

      No te creas que las tengo a dieta para la operación bikini. Lo cierto es que no soy mucho de atún, jajajaj.

      Gracias y muchos besos.

      Eliminar
  20. Me gusta tu Big Fish, lástima que no alcanzara el río.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel.

      Es cierto. Una lástima, roguemos por él.

      Abrazos para ti, también.

      Eliminar
  21. Bonito Twanda, esa cabeza llena de imágenes surrealistas, casi absurdas sin necesidad de que busquemos el hilo narrativo te va llevando, casi nadando del principio al final.
    Y que no vuelva a ir a los médicosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Monte.

      Te vas a pensar que es surrealista, pero y si te digo que es cierto y que es un caso real... ¿qué me dirías?

      Unos besos y gracias.

      Eliminar
  22. Qué pena que no volviera al mar. Original y onírico. Me ha gustado mucho. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, concha.

      Una pena muy grande, yo estoy rota de dolor.

      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  23. Un buen intento, Tow. Quizás muy explicito para los del Rec. Estos médicos leen poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ximens.

      Quizá, no te digo yo que no. ¿Qué le vamos a hacer? Pues intentarlo para la próxima semana.
      Gracias, vecino.

      Unos besos.


      Eliminar
  24. Pero se convirtió en pez, o el pez se lo comió? El pez se mató tomando las pastillas? Uys, que esta vez me entero de poco...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari.

      Creo, que no lo sé seguro, que lo primero que dices puede ser lo correcto.

      Besotes y gracias.

      Eliminar
  25. La metamorfosis Franz Kafka. Pobres padres y pobre pez sin estar metido al menos en una gran piscina. ¡Que imaginación tienes Towanda, me ha encantado, felicidades!!
    suerte para la próxima.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nani.

      Pobres padres, nadie se acuerda de ellos, me cachis.
      Gracias, bonita.

      Un beso muy grande

      Eliminar
  26. Towanda me ha gustado muuucho!! estos micros surrealistas pero tan redondos me encantan! Perfectamente lógico dentro de su "irrealidad". Genial. Esta semana me has gustado mucho, mucho!
    Suerte la próxima!
    ;)

    ResponderEliminar
  27. Y ¡otra vez nos sorprendes con tu imaginación surrealista! Interesante, Towi, muy interesante...
    Besotes

    ResponderEliminar
  28. Hoy día, la única asignatura que dominan los médicos es la de recetar píldoras. Towanda, me gusta esta historia que mezcla lo psicológico con lo fantástico. Muy bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Buen micro. Me queda una duda ¿Que pez era?
    Besazo

    ResponderEliminar
  30. Muchacha, y ese 6969 jajajajaja no sé yo en qué pensabas cuando pedías la recompensa!!!!

    Muy bien condensado, Towanda, recuerdo que ya me gustó Mucho entonces, creo...
    Un besazo, microrrelista, hay que ver, qué bien y qué buena me has salido.

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. Bastante lùgubre y mìsitico tu relato, pero magnìfico!

    Como decìa Aldous Huxley en su obra "El Mundo Feliz", que la ctividad principal de este mundo para resolver la problemàtica de la infelicidad serìa tomar un narcótico que se llamarìa soma, una droga que lleva al usuario a la "eternidad lunar", es decir, un escape de la realidad. donde ya no habrìa tristeza, ni desdicha!
    Un burdo maquillaje realmente, y que al igual que tu relato, muchas personas han quedado atrapados y adictos al soma, cuyo final friamente terminan como tu magistralmente lo has narrado . .

    Besos bonita
    con todo cariño!

    ResponderEliminar
  33. Jjajajaja vamos a ver ese tipo que clase de pececillo tenia en su cada una ballena jorobada o qué? un relato muy bueno , me a gustado mucho , besitos de tu amiga Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón quise poner casa , jajajaj very sorry .

      Eliminar

  34. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  35. Respuestas
    1. Hola, Antonio.

      No te apures que es solo una locura.

      Saludos.

      Eliminar
  36. A veces no queremos ver lo que hay que ver por miedo de que se nos habrán los ojos demasiado. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sheol13.

      Suele pasar. A veces no prestamos atención a los síntomas y luego las historias nos sorprenden.
      Así es la vida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Kafkiano que te cagas, Tow.

    Un besarrón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángel.

      Besarrón de vuelta para ti.

      Que voy como las motos...

      Eliminar
  38. Fantasía trágic. Creo que el protagonista era primo de Gregorio Samsa y con esa genética todo es posible.
    Siempre logras dejarnos colgados de tus micros después de haberlos leído.
    Un beso Towanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María Pilar.

      Creo que sí lo era.
      Gracias, reguapa.
      Unos beso muy grandes.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...