08 agosto 2017

Efecto mariposa

Efecto mariposa

Querido Miguel:

Ayer telefoneó tu abogada para comunicarme que ya tenemos fecha para el juicio y que pedirá tres años al conductor encausado. Tras el temporal que desató en nuestro universo el aleteo de aquella mariposa, finalmente, descansaremos cuando se haga justicia. Sobre todo, papá. En estos últimos días parece más animado. Ya sabes que el calor le revive y ha superado otra grave anemia con un nuevo tratamiento de hierro. Te gustaría verle en el hospital: no suelta el neceser que le regaló el Club con una bicicleta bordada bajo tus iniciales. Delante de él, hago de tripas corazón porque temo que deje de luchar y acabe perdiéndole para siempre. Pero debo confesarte, querido hijo, que, cuando regreso a tu habitación, tu ausencia me asfixia… Solo aquí puedo masticar soledades y rabia maldiciendo a la mariposa que, batiendo sus alas, te borró de manera tan caótica de nuestras vidas.


 




Microrrelato seleccionado mes de agosto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...