16 abril 2014

La trampa





Y regresé al cielo después de un largo destierro, tras demostrar, en baterías de test, que la terapia me había reconducido. Estaba limpia. Adán me recibió en la puerta del ascensor. Nos abrazamos. Quise creer que todo volvía al punto paradisíaco en que tuvimos que dejarlo. Me llevó en brazos hasta nuestro lecho. Le desnudé, me desnudó, jugamos con hojas de parra y el champán y las fresas propiciaron el resto…

A la mañana siguiente, me despertó la sirena de infracciones. Aturdida, no pude explicar a los guardias dónde se encontraba Adán, ni qué hacía esa manzana mordisqueada debajo de la cama.










**********

73 comentarios :

  1. Qué sería de nosotros sin tentaciones y sin el placer de darle dentelladas a las frutas prohibidas.
    Precioso micro.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Piel.

      Jajaja, pues sí amiga, sí. La vida sería muy aburrida.
      Un besote de vuelta.

      Eliminar
  2. Pues anda que no le has dado retranca a la historia XD. Towanda nos has desclasificado un expediente largo tiempo oculto y por fin arrojas algo de luz sobre tan espinoso tema. Acabas de excomulgar 2000 años de culpabilidad con 100 palabras. Me ha gustado mucho como has salido de la frase y como has conseguido un relato perfectamente creíble. Suerte para el siguiente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Antonio.

      Nunca me fié de Adán porque no veo creíble su historia. Soy más de Eva, aunque aquí no salga bien parada.
      Gracias, y suerte también para ti.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. Halaaa esta semana me ha encantado Towanda!!! ayyyy es que lo de morder esas manzanas tiene un encanto especial. Me gusta mucho cómo lo cuentas, por fin un Adán y Eva sin complejos ni tapujos, ole y oleeee.
    Suerte la próxima!
    Besoss
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pulga.

      Jajaja, las manzanas son peligrosísimas; prefiero las fresas con nata.
      Gracias, guapa.
      Un beso muy grande y suerte también para ti.
      Muaaaak.

      Eliminar
  4. Buena secuela Towanda. No se puede decir que el hombre no sea el animal que siempre tropieza dos veces con la misma piedra, con estos antecedentes.

    Me gustó. Suerte para la siguiente intentona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfonso.

      El hombre siempre tropezará porque es parte de su naturaleza.
      Me alegro de que te gustara.
      Un besazo y suerte también para ti.

      Eliminar
  5. Sin que llegue a entenderlo del todo, el relato me ha encantado. Este sí que merece un premio. Felicidades, con besos y manzanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora sí, pero quizá tampoco hay que explicar demasiado el cuento. Muchas veces, la libertad de interpretación es la que le confiere belleza ;)
      Más besos, hala.

      Eliminar
    2. Tienes razóón, Ángel...
      Me lanzo a lo loco y pasa lo que pasa. Lo que me hizo sudar a mí aquella zanahoria y voy y lo desvelo a la primera de cambio.
      Ya lo he eliminado.

      Eliminar
  6. Qué original, Towanda. Cuando todos pensamos en ángeles y demonios vas tú y te sacas de la chistera la verdadera historia de Adán y Eva...¡simplemente genial, guapetona! Me tienes rendida a tus letras e imaginación.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Filias.

      Y te lo firmo donde haga falta; esta es la verdadera historia de Adán y Eva, jajajaja.
      Gracias siempre por ser tan amable, cariñosa, guapa, encantadora, zalamera, generosa...
      Feliz Semana Santa.
      Muchos besotazos.

      Eliminar
  7. Muy bien, Towanda, al final siempre sale la verdad a la luz. Ahora esperamos que nos cuentes lo de la costilla, ¿quién salió de quién? Un abrazo, Towanda,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Loren.

      La verdad, más pronto o más tarde, acaba saliendo a la luz.
      En cuanto a lo de la costilla, pues mira, resulta que estaba un día Adán tumbado bajo un chopo y se sintió solo. Lo tenía todo, pero era un tipo bastante flojo y no se entretenía con nada. Entonces un rayo de sol...

      Así fue como pasó, jajaja.
      Gracias, Loren.
      Un besazo.

      Eliminar
  8. Eso de caer dos veces en la misma piedra es muy de humanos.
    La verdad es que las historias sobre Adan y Eva no están entre mis preferidas, pero tú hoy has aprob... bueno, mejor te doy un notable ;-)
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosy.

      ¿No te gustan Adán y Eva..? Con el juego que dan.
      Gracias por esa peazo nota.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  9. En cualquier caso, que te quiten lo bailao en ese sueño de juerga nocturna...jajaja
    Aunque esa manzana debajo de la cama es inquietante y hay que dudar si en realidad era un sueño :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Genín.

      Eso es, tienes más razón que un santo.
      Un beso y graaaaacias.

      Eliminar
  10. Gran metáfora del extremo intervencionismo gubernamental. Y con el acceso a los datos que existe no está lejano a ser real. Es más, hay países donde algo así ya ocurrió.
    Escribir es también una forma de videncia.
    Tus letras siguen en ascenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos.

      ¿En serio?
      Escribir es una forma de videncia, no lo había pensado nunca así, pero te creo.
      Gracias por tu comentario y unos abrazos.

      Eliminar
  11. Nivelazo Towanda, como nos tienes acostumbrados. Me alegro que esas alarmas se encendieran después de y no antes y que le quiten lo "bailao"
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María Pilar.

      Fue después, menos mal, que Eva tenía ganas de mimos.
      Un besazo y muchas gracias.

      Eliminar
  12. Adán había visto Pretty Woman y quiso hacer de Richard Gere ofreciéndole a Julia, digo a Eva, fresas con champán. Me quedo con este Adán y con aquella Eva, digo Julia, en definitiva con los más golfos.
    Muy bueno Towi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rafa.

      Creo que este Adán era un golferas de los buenos. Y ella, una tontorrona.
      Un beso y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  13. Towanda, con la explicación a Ángel me ha quitado toda la magia del relato. Ha hecho que me estrelle contra una pared. Mi imaginación volaba por otros rumbos. Bueno, a pesar de la explicación (no me gustan) es una historia original, otro punto de vista.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Beto, mea culpa.

      Eliminar
    2. Tienes razón, Beto, mea culpa.

      Eliminar
    3. Yo tengo un truco.... comento sin leer los comentarios, una vez enviado, hago el repaso. Es la única manera de que nadie te "contagie"

      Eliminar
    4. Te decía, Rosy, que es un buen truco y que habremos de ponerlo en práctica más a menudo.
      Besos.

      Eliminar
  14. Siempre pensé que era de otra manera a como nos lo contaban, gracias por abrirme los ojos.
    Artista un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ester.

      Te aseguro que es como te lo cuento yo, palabrita.
      Gracias, guapa.

      Un saltibrinco.

      Eliminar
  15. Yo sabía que no eras joven, pero no me imaginaba que fueras tan mayor...

    Besos paradisíacos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Toro.

      Vuelve mi querido Toro a las plazas y desentierra el hacha...

      Un beso.

      Eliminar
  16. Eres genial, tienes una imaginación desbordante,esa manzana bajo la cama nos brinda un final sorprendente.
    Otra cosa, tiene su gracia el reloj que has puesto, un poco macabro sobre todo cuando abre la boca jejeje.
    Besos.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Puri.

      Esa manzana creo que va a llevarse a Eva a la trena...¡Pobre!
      Gracias, guapa.
      Un besazo.

      Eliminar
  17. Uy, qué tendrán las fresas!
    Yo creo que tampoco lo he terminado de entender, a no ser que valga entenderlo como uno quiera.
    Besos, Towanda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Caminante.

      Seguro que sí lo has entendido. En el título se dice que hay una trampa.
      Creo que hay un listo y una víctima ingenua que se deja llevar por el amor...
      Gracias, guapetona.

      Besotes.

      Eliminar
  18. Tentación, tentación, tentaciónnnnnnnnnnnnnnn. ¡Qué bueno Towanda, me ha encantado tu micro de esta semana, eres una crac!! y encima, arrancas una sonrisa, ¡genial!!!
    Suerte para la próxima. Ah, y gracias por el comentario que me dejaste la pasada semana, ¡que bonica eres!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nani.

      El comentario era para darte las gracias a ti por ser tan humilde, así que las gracias te las tengo que dar yo.

      Un beso muy grande y me alegro de que te gustara la historia.

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Hola Towanda , yo siempre he tenido una teoria sobre la tal " Eva " que ya en el paraiso , se dejo seducir por la viperina y perversa serpiente , que la sedujo y le dijo , que mordiese la tentadora manzana , y esta al final pico y la mordio , desde ese momento eva y la respiente formarón una pareja de hecho , y ya allí condenaron al pobre Adán , y ahora 2000 años después , esta despiadada " Eva " sera un antepasada de la primera eva , y ha hecho lo mismo con Adán , pero en este caso se cargo al pobre Adán .... Cuando dios , los tiro del paraiso , a ella la tenia que haber mandado al infierno , jajajajajajajaja.

    Ahora , bromas aparte este relato esta muy bien por que parece un relato muy actual con un Adán y una Eva muy de hoy día ... Me agustado mucho , te deseo una feliz Semana Santa , por si sales en estas fechas .

    Cuando , tengas un ratito y si tu quieres , acabo de colgar un relato de mis cuentos de la morgue , lleva por titulo " Paparazi" espero que te guste y disfrutes mucho con el vale , besitos de tu amiga Flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Flower.

      Vaya teoría que tienes, jajaja.
      Luego paso por tu casa.
      Besos y gracias.

      Eliminar
  21. Si es que es difícil resistirse a las tentaciones... Me ha encantado! Qué imaginación tienes y que me gusta tu forma de contarlo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari.

      Es muy complicado no dejarse tentar, así que habrá que hacerlo con cuidado.
      Gracias, besos y feliz finde.

      Eliminar
  22. La sirena de las infracciones..., esa alarmita que trata de controlarlo todo, por pura envidia. Muy buena relectura, compañera.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan M.

      Un horror de sirena, prefiero las de Ulises.
      Gracias, compa.
      Un besazo.

      Eliminar
  23. Towanda, me ha encantado tu relato. Qué difícil es escapar a la tentación... qué aburrida la vida sin ella. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Concha.

      Es muy difícil porque las tentaciones están ahí y su razón de ser es que caigamos...
      Besotes y gracias.

      Eliminar
  24. La tentación...dulce, pero al final...quizás amargan un poquito...
    Un relato fantástico, como siempre.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  25. Hola, doctorcito.

    Bien visto, así sea.
    Un beso muy grande y que disfrutes de estos días de descanso.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  26. Respuestas
    1. Hola, Miguelo.

      Pues sí, lo próximo será volver a levantarse.
      Abrazos.

      Eliminar
  27. Qué nos dejen caer en la tentación y nos libren de todo juicio por lo que consideren mal.

    Amén.

    Besos de manzana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel Jiménez.

      Que así sea.
      Besotazos de vuelta.

      Eliminar
  28. Respuestas
    1. Hola, Noel.

      Siempre tenemos ahí la tentación y no sé si será buenoestar evitándola siempre.
      Besotes.

      Eliminar
  29. Hola Towanda, qué alegría visitar de nuevo tu cálida casita bloguera. Me encantó tu relato, es maravilloso, siempre con tu toque personal... aún sigo en el paraíso y disfrutando de la manzana.
    Un fuerte abrazo, cariños desde mi Perú querido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, NuriaLourdes.

      Jajaja, no abandones el paraíso, guapa, que ahí se está muy bien.
      Unos besos muy grandes.

      Eliminar
  30. Me has hecho sonreir en una mañana de lluvia torrencial en Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Recomenzar.

      Me alegro de que sonrieras.
      Aquí, también llueve y mucho.
      Besos.

      Eliminar
  31. La manzana siempre estará presente en la mente del que la mordió una vez. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sheol.

      Es bonito esto que dices.
      Un besazo.

      Eliminar
  32. ¡Cuéntamelo a mi! que reincido reincido y sieeeeempre estoy desterrada.
    Me ha encantado, Towi, otro día me cuentas otra anécdota de mi reinserción imposible, me haría adicta a ellas. Besos tentadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eva.

      No pasa nada, siempre que sea en cosas permitidas.
      A ver si nos reinsertamos, reguapa.
      Un besotazo.

      Eliminar
  33. Creo que Adam se fugó...

    Un beso.
    Al menos te quedó un buen trozo de manzana. Voy a mirar mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Amapola.

      Adán se fugó, asi lo pensé yo también.
      Un besazo.

      Eliminar
  34. Creo que la manzana hablaba por si misma muy buen relato, Un abrazo.

    Espero que hayas podido disfrutar de estos días, Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Uy que vengativo que es Adan, muy buen relato, me gusto mucho te mando un beso y te me cuidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Citu.

      Sí que era vengativo, no te puedes hacer a la idea de cuánto.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  36. Me ha encantado el relato. Que pena que la despertaran así de brusco y no poco a poco para saborear un poco más esa manzana mordida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Henry.

      Es cierto que su despertar no fue como el de Blancanieves, este ocurrió con más brusquedad.
      Gracias, majete.
      Unos besos.

      Eliminar
  37. Hola, Bonita, el micro me ha gustado mucho pero lo que más me gustó es el final, muy sorprendente. El uno de mayo publicaré en mi blog el relato donde tú ,yo , Fernando y Belén somos los principales protagonistas. Un fuerte abrazo, Sotirios.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...