23 abril 2012

DACI


Acaba de entrar en la cafetería; confirmado, las 8:30 en punto.
Es imposible no sentir su presencia ya que la fragancia del local cambia al instante. El olor a tostadas y a café recién molido queda sepultado por ese perfume a rosas frescas.
Desde mi silla, junto a la cristalera, percibo los tímidos rayos de sol cobrando fuerza, ganando intensidad y calidez. Con un gesto rápido abro y cierro mi mano, intentando capturar el momento de olor y calor, y lo guardo con rapidez en mi bolsillo.
Diez pasos de tacón hasta la barra y las mismas frases, cada mañana.
            -Buenos días, Marcial… café solo con dos azucarillos, por favor.
            -Marchando uno solo para la señorita.
Debo ser tonto, pero me he acostumbrado a esta breve rutina de cada día y confieso que estoy enganchado.
Me gusta escuchar su caminar, respirar su perfume y sentir que no soy el único que espera su visita, también el Sol aguarda su entrada para asomarse tras los cristales.
El ritual termina siempre del mismo modo...           
            -Hasta mañana y que pase un buen día.
            -Hasta mañana.
Llevo mi dedo índice al reloj, las 8:43, ¡no falla! Trece minutos. Se marcha. Diez pasos hacia la puerta… El sol batiéndose en retirada; el olor a rosas escapando por la puerta tras ella y, de nuevo, el aroma del café tomando posesión de su escenario… En mi cabeza todas estas sensaciones y tan solo dos palabras “hasta mañana” que me brindan la posibilidad de un nuevo encuentro.
Durante todo el día ando metiendo y sacando mi mano del bolsillo de la chaqueta. Es curioso el calor que guarda a pesar del paso de las horas. Con los ojos cerrados, me la acerco a la cara para que me envuelva. No sé si es magia o no pero podría jurar que sigue oliendo a rosas…

Daci, mi compañera desde hace algo más de dos años, debe pensar que estoy loco aunque ella, mejor que nadie, conoce mis sentimientos. Pasamos largas horas conversando a diario; es decir, hablando yo y escuchando, con infinita paciencia, ella.
En ocasiones, cuando la oigo bostezar, la llamo por su nombre “Daci, Daci…”. Acude a mi lado,  lenta y perezosa, sintiéndose la “otra”…Sé que está celosa y enfadada.  
La pido disculpas por lo pesado que soy; la rasco el lomo y mi fiel amiga acerca su hocico a mi cara como si me besara. Yo, hago lo propio, la lleno de besos, la abrazo con fuerza, la hago cosquillas en la tripa, nos tiramos por el suelo simulando una pelea, le digo que es la más guapa de todas, que sin ella no sé qué habría sido de mí, que la quiero, que la adoro, que ella es “mis ojos”, mi guía… que es mi chica... 
Entonces, mueve la cola con fuerza y comprendo que se le ha pasado el enfado.


 

143 comentarios :

  1. Towanda, soy un perro callejero, pendón, juerguista, así es la calle, pero te confieso una cosa: estoy falto de cariño y una caricia tuya sería sentirme en el séptimo cielo.

    Un guau, guau, guau, lleno de ilusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sadudades8:
      Ya sé yo que eres un juerguista y de falto de cariño, nada de nada, que tienes muchas personas que yo lo sé que te quieren... bueno, que te queremos.
      Yo te doy unos mimos y tan amigos.
      Gracias, bonito, guau guau.

      Eliminar
  2. Que bonita historia... preciosa, de verdad. Hoy no me he reído me ha cogido el punto conmovedor.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ahora si puedo comentar amiga.
    antes entre pero me fue imposible dejar mi comentario,espere a ver si se solucionaba y veo que lo has hecho.
    me encanto esta historia de bar,de cafecito caliente y sobre todo del amor por esa mascota que es la luz de sus ojos.

    cuando puede hacer un animalito en nuestras vidas amiga,son increibles.

    te dejo besitos y abrazos reina y te deseo una muy feliz semana llena de alegrias!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Es el mejor relato que te he leído hasta ahora. El mejor escrito. Vamos, que me ha encantado, colegui.

    Bueno, y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel:
      Que me acabas de llenar los ojos de lágrimas...
      ¿De verdad piensas eso?, yo creo que con la peazo lista rock que te he mandado quieres contentarme a cualquier precio y contar conmigo en posibles colaboraciones... ¡Ay, que te veo besugo que tienes los ojos claros!

      En serio, muchas gracias.
      Unos besos.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Mientrasleo:
    ¿Estás sensibloncilla hoy?
    Gracias, tesoro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Sony:
    Ya lo sé, he tenido problemas con los "malditos" comentarios anidados que se estropean y no hay manera.
    Gracias Sony.
    En estos días de tanta charla sobre el maltrato animal he querido homenajear a los perros-guía de la Fun-DACI-ón ONCE.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Nuestros perros comprenden más a través del olfato, pero acaban entendiendo nuestras palabras.
    Recibe mordida cariñosa.

    ResponderEliminar
  9. El perro siempre ha sido y sera el mejor amigo del hombre, nunca he podido entender que los maltraten.para un invidente tiene que ser muy positivo tener un perro a su lado.
    Un bonito relato. Un bessito

    ResponderEliminar
  10. No entiendo a la gente que maltrata a los animales, de dónde les viene ese odio, será que nunca se han sentido queridos y lo pagan con el más indefenso. Con el poder terapeutico que tienen las mascotas, en fín...

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Rediez, me ha conmovido tu historia. Además está muy bien escrita y sí, tiene un puntito tristón.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valaf:
      Tristón y optimista a la vez ¿a que sí?
      Gracias, Valaf, me voy a ver una peli con el macho alfa (que si no se enfada).
      Buenas noches y unos besos.

      Eliminar
  13. Carlos de la Parra:
    No tengo perro pero sé que estos perros que ayudan a las personas ciegas se merecen agradecimiento social por la labor que hacen.
    Gracias mil por acercarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Men:
    Tampoco entiendo el maltrato animal.
    Estamos juntas y creo que con todos en esa idea.
    Un beso muy fuerte, amiga.

    ResponderEliminar
  15. Ión-Laos:
    Te suscribo al 100%.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Hermosos los sentimientos de los perros.
    Hermoso tu relato. conseguiste que yo notase el aroma.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola André:
      Tienes razón. Gracias por sentir el aroma ¿hace un cafetito?
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Lo tuve que leer dos veces para hacerme cargo de que se trata de un ciego que tiene una perra guía, pero además hay una chica que entra en un bar y lo inunda todo con su perfume de rosas...
    El relato es magnífico, pero tardas un poco en distinguir los personajes, que son cuatro: el ciego, la chica, el camarero y la perra. Y como siempre la sorpresa del final.
    De verdad, me parece un buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirlo, muy agradecida.
      Es muy difícil intentar ponerte en el lugar de una persona que no ve y describir cómo percibe un escenario. Olores, sonidos, sensaciones de calor...
      Si te gustó, me alegras muchísimo la tarde.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Hola Noel:
      Nunca he tenido perro pero sí sé escuchar a los que lo tienen y es cierto lo que dices.
      Besos.

      Eliminar
  20. Es hermoso, muy hermoso tu relato. La relación entre un invidente y su compañero o compañera debe de ser de las más profunda que puedan existir en el reino animal entre dos especies distintas.

    Como siempre me ha gustado leerte, confieso que hoy un poco más que ayer y espero que menos que mañana.

    Besos Towanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acróbata, ¿sabes que dicen que no se debe nunca acariciar a un perro-guía cuando va con su dueño?; pues sí y esto es porque el perro está trabajando y no hay que distraerle... Encima de amigos fieles, son profesionales.
      Estoy impresionada con estos animales y con otros que sirven de terapia y apoyo para personas que lo necesitan.
      Un beso para ti y muchas gracias.

      Eliminar
  21. Un relato tierno y la ilusión de este hombre alimentada día por día, hermoso Towanda, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria Cristina, hola.
      Así es; fíjate con qué poco este hombre es capaz de mantener una ilusión en que llegue el día siguiente.
      Gracias, guapa.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Daci es superachuchable, por lo que imagino.

    Precioso texto, Towanda. Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta como describes el poder innegable de seducción que tienen los olores y cómo perduran no sólo en un día, sino en años.
      Esa ilusión de cada mañana es por sí sola capaz de mantener una vida.

      Eliminar
    2. Hola Juan Antonio:
      Sí que lo es. Te confieso que me dan miedo los perros y que un día me meto debajo de un autobús huyendo de alguno... Pero con los perros-guía no me pasa.
      Besos.

      Eliminar
    3. Tracy:
      Me pasa a mí que soy negada para reconocer los perfumes... Los olores tienen poderes mágicos y éste a rosas, guardadas en su chaqueta, le hacen mantener una ilusión.
      Besos, guapa.

      Eliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Algunos perros son como mi mujer, cuando les hablas, hacen como que te entienden!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Spaghetti: Eso, para ti, ¿es bueno o malo?
      Creo que bueno para el perro y no tanto para tu mujer.
      Besos.

      Eliminar
  25. Respuestas
    1. Toro, ¿te has levantado arañado?... Ah!, que ayer perdió el Barça y no te ha dado tiempo a mirarte en el espejo. ¡Lo siento!
      Miau, miau, miau.

      Eliminar
    2. Que alegría tan grandeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!

      Jajajajjajajjajajajajaja

      Oye, que dicen por la radio que el madrid se ha clasificado, que el balón que chutó sergio ramos ha dado la vuelta al mundo y al final ha entrado en la portería, jajajjajajjaja


      Hala, a disfrutar de la décima, la décima desilusión claro, tomaaaaaaaaaaaaaa

      Eliminar
    3. Toro, Toro...
      Estás jugando con fuego.

      Eliminar
    4. Aynsssssss, si supieras lo bien que me siento...

      Eliminar
  26. Hoy a sido un relato enternecedor. Muy hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nigth, me alegro mucho.
      Un besazo.

      Eliminar
  27. Towanda, es un relato que nos va succionando hacia una historia dulce sí, pero también que nos habla de soledades compartidas, de felicidad basada en en ese intercambio de ternuras y en esa sensibilidad hacia los sentimientos que una mascota es capaz de proporcionarnos.
    Me ha encantado, amiga, la ambietación, es magnífica. Se pueden percibir los aromas, observar la cafetería, los segundos que pasan, el perfume a rosas que irrumpe y se aleja. Pero siempre le queda el refugio de Daci.
    Disfruto con tu prosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidad, también lo entiendo como tú; un intercambio de afectos entre el protagonista y su mascota-guía.
      Una historia de amor, lealtad, fidelidad... que es real entre ambos y una ilusión personificada tan solo en el sonido de una voz y en un olor que lo invade todo y que, de igual manera, se difumina.
      Ella, Daci y otros tantos como ella, siempre serán el refugio.
      Gracias, amiga, por tus palabras.
      Un beso GIGANTE.

      Eliminar
  28. Towanda, muy tierna esta historia de Daci y su dueño invidente. Se dice que cuando mengua un sentido se desarrollan otros con más intensidad, en este caso, parece que el olfato. Lo que debería hacer con esa chica de sus sueños, es tratar de hablar con ella, a ver que sucede.

    Me gustó la originalidad del relato y el título.

    Bessets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás:
      Es lo que le vengo diciendo yo a nuestro protagonista: "¡habla con ella!" pero, nada, no hace caso.
      Soy partidaria de la comunicación a cualquier precio y comparto tu idea de que deberían hablar.
      Un besote.

      Eliminar
  29. Una historia conmovedora.
    No hay como la compañía de un perro !
    Besos Towanda :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gamyr, tienes mucha razón. No hablo por boca propia sino por lo que oigo a las personas que tienen un animal de compañía. Así que si todos coinciden es porque será cierto.
      Besos.

      Eliminar
  30. El amor incondicional de un perro, que nos puede ayudar a superar las soledades de la vida y el amor platónico unidos.
    Precioso Towanda, como lo cuentas, como nos lo haces ver, oler, sentir...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa:
      Ahí quería llegar yo, al amor real frente al platónico. El real lo comparte con su mascota, su mejor amiga, su compañera fiel... Y el platónico representado por una fragancia que lo llena todo, unas palabras a un camarero y el sonido de unos tacones. En ese pequeño mundo ha conseguido ser feliz.
      Gracias, Rosa.

      Eliminar
  31. No, no es una historia triste, al contrario. Es la historia de alguien que sabe vivir a pesar de una limitación enorme, es la historia de un joven que describe su entorno a oscuras con una intensidad y un sentimiento que te hacen, de alguna forma, entrar en su mundo.
    Que admirables esas personas que saben sacarle el lado bueno a una vida que les da más pedruscos que camino llano.

    Precioso relato, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merce:
      Por comentarios como éste te tengo que querer a la fuerza.
      Me explico y resalto esto que dejas escrito tú:
      "Que admirables esas personas que saben sacarle el lado bueno a una vida que les da más pedruscos que camino llano"... Esas personas, las que lo suelen tener menos fácil que los que nos consideramos normales, nos dan lecciones todos los días y son dignas de admiración y respeto.
      Gracias, Merce.
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
    2. Creí que mi primer comentario se había perdido en el limbo y por eso lo he repetido, ahora lo veo de nuevo.
      Disculpa, aunque no son iguales, borro el primero, con tu permiso.

      Eliminar
    3. Merce, este blogger con el cambio de interfaz y de otras cosas hace verdaderas tonterías.
      Aprovecho para mandarte un besazo.

      Eliminar
  32. Una profunda soledad ambientada en un lugar concreto en el que se atisba una tenue luz en las tinieblas de su existencia abigarrada.
    El final es de lujo e inesperado!
    Guau!!!
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marinel.
      Hay lazos muy fuertes entre el protagonista y su mascota amiga que van más allá de lo que se pueda explicar con palabras.
      Gracias por acercarte y un millón de besos.

      Eliminar
  33. Qué bonito relato, me ha gustado mucho, Tow, ese ambiente de la cafetería y esa atmósfera donde vive el protagonista... mucha sensibilidad... y también mucha paz.
    No puede ver la luz del sol, pero puede sentir muchas muchas cosas del entorno en el que habita.

    En fin, y resumiendo: magnífico tu relato. Y gracias por el momento que me has hecho pasar mientras te leía, lo necesitaba.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximo, muchas gracias. Yo también noto paz si intento imaginar el momento que nuestro protagonista describe. No veo amarguras ni lamentos; solo sentimientos de amor y paz.
      Somos unos bohemios ¿qué le vamos a hacer?
      Un beso muy fuerte, peazo artista.

      Eliminar
  34. Muy buno el relato, sabes que me encanta tu estilo, adoro los finales de tus relatos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola sibarita.
      Eres un cielín; muchas gracias.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  35. Hola Guapa , me dejas sin palabras , esta muy bien la verdad , un beso de Lm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Little Moon, muchas gracias por tus palabras.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  36. Hola amiga, me ha encantado tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maruja, te lo agradezco de veras.
      Besos.

      Eliminar
  37. Hola Towanda , un relato muy bonito e interesante me a gustado mucho , queria preguntarte una cosa por que cuando , te pongo en mi lista seguidores del blog , ¿ tus entradas, me salen dobles ? me puedes ayudar como lo arrglo , un beso de Margarita*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita, lo de las entradas dobles debe ser porque ayer tuve problemas y suprimí la entrada y la volví a publicar... Cosas de blogger que me hace estar cambiando cada día los comentarios y esas cosas. Ya verás como no vuelve a pasar.
      Un beso.

      Eliminar
  38. Hola me pase a saludarte,cariños

    ResponderEliminar
  39. Hola fiaris; gracias por el saludo y los cariños. Siempre vienen muy requetebién.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  40. Un relato que discurre por esos instantes de placer diminuto que representan unos breves momentos degustando el aroma del café, el sentirse en un lugar que reconoces y finaliza con un reencuentro tierno y cariñoso de ese animal a quien queremos tanto como a cualquiera de nuestros mejores amigos; porque él lo es, o quizá es mucho más...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. moderato; muy bonito tu comentario.
      Gracias, amigo.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  41. Que relato tan tierno y humano. Me encanto sentir ese olor a rosas, escuchar esos tacones y contar con el protagonista los pasos, y me gusto ver por medio de DACI a la chica afortunada que hasta el sol la viene a dar calor por la mañana. Yo creo que DACI, si comprende a su dueño cuando se guarda en el bolsillo ese olor y calor.
    Me gusta la humanidad de ese perro .

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Campoazul:
      Yo veo a todos afortunados. A la chica que, sin saber como es, tiene deslumbrado a nuestro señor. Él mismo que sabe disfrutar de los momentos buenos que le trae la vida. Daci, que tiene a quién querer y quién la quiere... Y un momento de calor y olor guardado en un bolsillo de una chaqueta.
      Gracias, guapa.
      Un beso gigante y ¡a disfrutar de lo que nos ofrece la vida!

      Eliminar
  42. En la primera parte nos narras muy bien la escena de los olores y también la admiración por la mujer de los trece minutos. Además, de algún modo nos sentimos reflejados en algún recuerdo de aromas conservados en los objetos.
    La foto, es muy acertada, pues incluso se puede ver una cierta forma de rosa.
    La segunda parte arranca con un sorprendente "Daci, mi compañera..." que me sorprende y hace templar el relato, ¡anda, si tiene pareja? jeje, ese "acude" me retuerce. ¡Pero si Daci es una perrita! Los dos últimos párrafos quizás sobren, ya no hay sorpresa, pero es cuestión de gustos, claro. Me hubiera gustado alguna referencia al olor que conserva en el bolsillo y los celos de la perra. Y hasta aquí todo subjetivo. Y algo que creo que es objetivo: Creo que SOL en ambos casos es con minúsculas, pero quién soy yo.
    Me gusta leerte, SOL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ximens:
      Se me ha vuelto a colar un error con la mayúscula de sol; y mira que lo repaso pero se ve que no doy más de sí o de mí. Eso ya está subsanado, gracias.
      Tú, ¿lo acabarías quitando los dos últimos párrafos?
      No sé, ¿crees que quedaría claro que se trata de una mascota guía?
      O, debo entender que cambiarías esos dos párrafos por otros en los que se hiciera referencia a ese olor que perdura guardado y alguna referencia a los celos de Daci... También me gusta esa idea pero no se me ocurrió.
      Gracias, Ximens.

      Te debo unas raciones de calamares a la romana (no sé a ti pero a mí me encantan).

      Eliminar
    2. Me gustaría el cierre en "Sé que está celosa y enfadada". Así, sin más explicación, pero es subjetivo. Durante el relato se sienten los olores y los sonidos, nunca se hace referencia a la imagen: esta claro que es un invidente. Y la mascota guía sale por deducción. A mi las romanas me gustan en calamares y en raciones, incluso en bocata.

      Eliminar
  43. Preciosa historia llena de sensaciones, me asuste por un momento pensando que languidecía la magia,solo le quedaba apurar disfrutando al máximo la esencia que llevaba en el bolsillo...pero no, ¡allí estaba Daci! ella, era su magia. me ha encantado Towanda. Gracias!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ****Azul****
      Nunca dejaremos que desaparezca la magia...
      ¡Qué precioso comentario!
      Muchas gracias y muchos besos.

      Eliminar
  44. Un relato con un final inesperado.

    Realmente sentí el olor de las rosas...

    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola doctorcito:
      Claro que lo sentiste, porque eres un gran romántico.
      Un beso muy fuerte para ti.

      Eliminar
  45. ¡Que bonita! es verdad a los animales se les acaba queriendo como a personas. y entre ellos y nosotros se establece una comunicación especial,como si sin hablar nos entendiésemos. Un beso princesa, que ya se acerca el puente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Espe:
      Anda que no es importante la comunicación, creo que es de las cosas más necesarias para el ser humano.
      Nunca he tenido perro, ni ningún otro animal de compañía pero un día paseando por la Castellana me fijé en un perro-guía... (aún se me ponen los pelos de punta cuando lo recuerdo) que estaba siendo golpeado por su dueño con la correa de cuero. Por supuesto, le dije que qué estaba haciendo y me mandó a tomar vientos.
      Te puedo decir que el perro me miró a los ojos y agachó la cabeza con tanta tristeza que me emocionó... ¡¡¡No, al maltrato animal!!!

      En fin, ¿para qué te contaba yo esto?
      Bueno, pues porque quería hacer un homenaje a los perros-guías.

      Un besazo Espe y muchas gracias.

      Eliminar
  46. Interesante relato, con final inesperado. Oli ese cafe y los tostados
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lapislazuli.
      Olía muy rico mezclado con las tostadas. Gracias, amiga.
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  47. Uy que tierno relato al principio me engañaste y luego me recordaste a mi perrito. Un beso y ten una linda semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Citu ¿cómo estás?
      Gracias por acercarte y te deseo lo mismo para ti.
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  48. Pensé que ya no te podía comentar, yupi, por fin puedo volver a hacerlo. En algunas entradas no había podido y no sé el motivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Goyo, también tengo problemas para comentar, para publicar y para todo. Se ve que aquí también tenemos recortes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  49. Mezcla de sensaciones y una narración muy bien llevada. Yo lo resumiría con la palabra "fidelidad".
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari.
      Fidelidad y comunicación que va más allá de lo que somos capaces de decir con palabras.
      Gracias, guapísima.
      Mil besos para ti.

      Eliminar
  50. Precioso relato Towanda, como siempre Sorprendente... Que manera de transmitir!!! aún huelo el aroma de las rosas y el café...

    Besazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Watashi, gracias.
      Me alegro mucho de verte. Quedas invitada a una taza de café con rosas.
      Besos.

      Eliminar
  51. Hola, saludos, excelente día, buen blog el tuyo, te felicito mucho, te invito a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mío titulado “Diluvio eterno”, es un escrito triste y hermoso al mismo tiempo, te espero ahí, ha sido un gusto pasar por tu blog.

    ResponderEliminar
  52. Vine antes y no pude comentarte. Preciosos y adorables canecitos. Buenísimo tu relato, como siempre. Me quedé con esos aromas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara O.
      Un abrazo muy fuerte y muchas gracias.

      Eliminar
  53. El aroma a café y a rosas...entremezclados ya por las mañanas debe de despertar los sentidos...no sé, pero me da que coloca jajaja...así después habla sin parar con el perro!.

    Bueno Towanda, como siempre tus historias me sorprenden y me gustan,pues haces que me sienta la protagonista de la historia, dejándome esta vez con un muy buen aroma,y con el cariño y la fidelidad de Daci.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Canto de la Luna.
      Puede ser que coloque un poco, jajajaja.
      Gracias, reina.
      Un beso bien fuerte.

      Eliminar
  54. Y de vez en cuando algún que otro lametón. Eso es fidelidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio, lametones que no falten.
      Un abrazo.

      Eliminar
  55. Una bonita historia, de gente sencilla, y cotidiana, como es la vida en realidad.
    Veo que has rtomado con fuerza la escritura. Y me alegro, por lo que haces disfrutar a tanta gente.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Asun.
      Retomar, lo que se dice retomar, no mucho.
      Te agradezco mucho tus palabras.
      Besos.

      Eliminar
  56. Amigos siempre fieles que piden solo un poco de atención, que aman hasta el fin de nuestros días, se encelan y perdonan con un simple gesto por nuestra parte. Rico es su interior y rico es el interior de quien les da su cariño.
    Precioso relato, tan precioso como tu imaginación.
    ¡Besos Towanda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola.
      Tienes mucha razón en valorar la fidelidad de ese modo. Los perros son así con sus dueños; lo sé y no he tenido nunca uno.
      Gracias siempre.
      Unos besos.

      Eliminar
  57. precioso relato gracias por compartirlo con nosotros, pero yo quiero que el protagonista se decida ha hablarle a la señora de los tacones, por fi...
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bichoraro, claro que van a hablar...
      Ya tengo ganas de que se conozcan un poco más. Estoy en ello.
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  58. Como siempre metiendo goles...,Precioso y tierno relato!, aunque me hubiese encantado, como dice bichoraro, que el protagonista se lanzara a su conquista de taconeo aromàtico expresàdole su sentir, podrìa inclusive usar el amplio lenguaje de su amigo....Asì es que Wau wau..
    Me gustò bastante Towanda, siempre tan ingeniosa!

    Recibe un Inmenso abrazo!
    con mucho cariño
    Pd. Estarè fuera de serie algunas semanas
    Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco José; tus deseos son órdenes... Se van a conocer y se hablarán ¡prometido!
      Un beso muy fuerte y que las semanas que tienes que estar ausente sean fructíferas,

      Eliminar
  59. Son los amigos fieles por excelencia. Los que nunca fallan, capaces de escucharnos con una paciencia infinita, querernos sin condiciones y aunque se enfaden un poquito, con dos caricias se les pasa enseguida.
    Nos alegran los dias, y nos hacen valorar las cosas pequeñas.

    Esos animalitos, son parte de nuestra vida. Cuando tenemos uno en casa, es como uno más de la familia.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gala.
      Amigos fieles son los que nunca están de más.
      Gracias por venir a pesar de tu poco tiempo.
      Un beso.

      Eliminar
  60. Towanda, una historia simplemente preciosa. Les tengo mucha estima a los perros guía, nobles, dedicados y trabajadores natos, mucha mas que a muchísimas personas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sheol13.
      Comparto todas tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  61. Un relato increíble, mi más sincera enhorabuena por esa facilidad que tienes para enganchar a quien te lee.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JD Moreno, gracias por tu amabilidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  62. Bello muy bello tu escrito, ¡Que mejor compañía!
    Pasa un lindo fin de semana, towanda
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa E, te deseo mucha fortuna y que seas feliz.
      Gracias y unos abrazos.

      Eliminar
  63. Gracias Towanda por relatar tan divinamente tus historias.
    Hace tiempo que no nos vemos y me acuerdo mucho de nuestros principios brogueros.
    Te dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sor Cecilia, te hacía ya fuera de España.
      También te recuerdo mucho.
      Cuídate mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  64. Que gracia!, hasta el final no sospeché que la compañera era una perrilla... pensé que era una mujer, me parecía algo raro eso de que escuchara con paciencia que un hombre le hablase de otra mujer.
    Bonito relato, muy bien escrito.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erika, era una perrilla... Siempre dispuesta a escuchar y a entender a su amo.
      Un besazo.

      Eliminar
  65. Historias que parecen lo que no son.

    Saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonrisa.
      Así es, gracias por venir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  66. Hola Towanda , paso para decirte que solo si tu quieres , te pases por mi cementerio ya que lo publique ayer día 30 de Abril , dentro de unos días publicare la senguda parte y ya que este relato consta de dos partes , besitos de Lm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Little, gracias por avisarme.
      Un besazo.

      Eliminar
  67. Hola, Towanda

    Qué historia más bonita, dos compañeros, dos almas que se ayudan, una los ojos del otro. Precioso relato e igualmente de bonito el trabajo que realizan estos hermosos animales.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolce Voce, un trabajo impecable el de los perros-guía.
      Les admiro profundamente.
      Besos y muy agradecida por tu visita.

      Eliminar
    2. Hola, Towanda

      Ya lo creo. Les he visto trabajar en la calle y es impresionante la profesionalidad con la que se mueven y la delicadeza que tienen con sus dueños.

      Besotes.

      Eliminar
  68. Hola Towanda!

    Mira que intento imaginarme el final de tus historias y nunca acierto, ni se me ocurren mejores finales... :)

    Un beso!

    Jose

    ResponderEliminar
  69. Siempre a la misma hora, el mismo aroma, las mismas palabras....hay que ver como algunas rutinas pueden llegar a ofrecernos la motivación necesaria para esperar la llegada de un nuevo día.

    Muy bonito y sorprendente final...
    Saludos

    ResponderEliminar
  70. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  71. Y mira que la rutina es pesada, pero qué diferencia cuando esa rutina es la que te hace seguir y levantarte todos los días. A veces un aroma o un saludo te hacen empezar el día con otra cara.

    ResponderEliminar
  72. Hola Towanda , en mi blog de diario hay un regalo , especial para ti que espero que te gutes ...Por favor , no me mates vale cuando lo veas , esta en la publicación de hoy Martes 8 de Mayo , es un pequeño homenaje para tod@s mis amigos , y hoy tea tocado el turno a ti , besos de Lm.

    ResponderEliminar
  73. Llegue a tu blog a través de LM, un gusto pasar por aqui y leerte ^^
    saludos!!

    ResponderEliminar
  74. Que agradable relato, es verdad, hay momentos en que el ambiente del sitio donde estás, cambia cuando ves a esa persona que llena tu mente con pensamientos idealizandola, es como una diosa para ti.

    Luego, bajas a la Tierra y sigues con tu vida

    Lo describes muy bien, me gusta y disfruto leyendote.
    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  75. ¡Qué bonito! Insisto, tus historias merecen llevarse a las pantallas

    ResponderEliminar
  76. Gracias a todos y disculpas por estar tan perdida.

    Volveré en breve.

    ResponderEliminar
  77. Excelente entrada, gracias.

    Un saludo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  78. Realmente precioso amiga.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  79. Hola Towanda como relator en prosa que me sabes me siento enfrente en el banco de una plaza a admirar el enorme edificio que has construido con tus palabras. Ese mundo a oscuras tan lleno de olores y calores y la relación entre el invidente y su perro y esa promesa a un nuevo mañana.

    Gracias por tu devolución por mi premio el que quiero que sepas que comparto contigo por ser parte de mi crecimiento.

    Besos mil

    ResponderEliminar
  80. Hola mi niñaaaa!!! Precioso pero lo tuve que leer dos veces para entenderlo mejor xdxdxdx que torpita!!! Te he dicho alguna vez que eres de los blogs preferidos MIOS!!!! Muackkkkk

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...