26 febrero 2015

Hogar, dulce hogar





El ataúd era amplio. Marina y yo entramos los últimos. La tomé en brazos para cruzar el umbral, como en las películas. Se ruborizó. Los niños aplaudieron. Ahora juegan al escondite. Ríen. Ha sido un acierto traernos también a los abuelos que, aunque andaban enfadados, se han reconciliado al contemplar su habitación con vistas a las montañas. Marina está en la cocina. Pica cebollas. Le acaricio el vientre que ya comienza a despuntar. «Pronto seremos uno más», dice. «Ya tengo preparada la bici», añado. «Estás loco». La beso. Cuánta felicidad y encima el promotor asegura que los vecinos son silenciosos.


                                                              *******








Este micro resultó ganador el pasado 22 de febrero en Wonderland.
Tenía voz catarrítica y estaba un poquito nerviosa, pero lo leí lo mejor que pude. Aquí, os dejo el audio por si os apetece escucharlo.


  

                                                                       

16 febrero 2015

Circo Murphy




Se dirige a la jaula de los leones para demostrarle cuánto se equivoca al pensar que es un cobarde. La funambulista se ha desconcentrado y su barra ha caído sobre el lanzador de cuchillos desviando su lanzamiento hacia el baúl del mago. Comienzan a surgir conejos, palomas y ratones que introducen al ilusionista en la caja y lo hacen desaparecer. Los ratones persiguen a los elefantes que huyen en estampida, menos uno viejo que, asustado, olvida su baile dejando caer su pesada pata sobre el brillante cuerpo de la domadora. Una leona hambrienta observa al gordo de la primera fila mientras los payasos preguntan, entre carcajadas, si hay algún médico en la carpa.



                                                               ********
    
                                                                                         

09 febrero 2015

Vocaciones



Papá fue fiscal, como el abuelo. Siempre confió en que alguno de sus hijos heredara su vocación. Mi hermana, tras un breve paso por la facultad de Derecho, se decantó por la Literatura y ahora es un fenómeno escribiendo microcuentos de abogados. Ernesto, tras algunos problemas con la justicia, colgó los libros. Hoy lidera el grupo musical “Los letrados”. Quedaba yo, el pequeño, su última esperanza. Tampoco pude satisfacerle. 

Recuerdo el día que le conté que quería ser payaso. Giró la cara y, aunque mamá condenó su conducta, me retiró la palabra. Hace tiempo que mamá murió y papá vive en un asilo. 

Cada martes acudo a visitarle, aunque ya no me reconoce. Me visto mi traje de clown, me maquillo una inmensa sonrisa y represento mi número estrella: La toga. Él ríe y aplaude como un niño. Cuando me marcho, marca el siguiente martes con un círculo en el calendario.

                                                               ******

Relato seleccionado y publicado mes de enero en el VII Concurso de Microrrelatos sobre Abogados. Cinco palabras obligadas: calendario, asilo, fenómeno, fiscal y breve. Y 150 palabras máximo.
                                                                                                                       

05 febrero 2015

"Arumes del destin" en La taberna del Callao



No voy a decir que ha sido una sorpresa porque mentiría. Es algo que sabía desde hace muchos meses, pero que se ha hecho realidad ayer mismo.

Resulta que uno de mis cuentos, Arumes del destin,  ha sido interpretado en La Taberna del Callao y el resultado ha sido espectacular. Estoy muy contenta porque, a dos voces, con sonidos de mar de fondo y con gaviotas, el cuento ha ganado en plasticidad y emotividad.

Si disponéis de 5 minutos, si os apetece o lo que sea... no dejéis de visitar La Taberna y dejarles unos aplausos allí.

Creo que merecerá la pena.



En esta entrada desabilito los comentarios porque creo que estos deben estar allí.
Gracias anticipadas.


                                                                                                 

02 febrero 2015

Cosas que Darwin ignoraba





No creo que pueda pedirse mucho más para ser un lunes por la tarde. Nos encontramos en un chat y enseguida simpatizamos. Nos hicimos amigos en Facebook. Ella me dedicó poemas y yo le envié vídeos de selvas. Nos enamoramos y lo compartimos en redes sociales. Me mandó su foto e insistió en conocerme. Le dije que quizá no fuera lo que esperaba. Le he dado largas, pero temo perderla. Hoy me he liado la manta a la cabeza y hemos quedado en el zoo. Yo, con un ramo de flores y ella, con un cucurucho de cacahuetes… 

Ahora duerme y parece satisfecha. Saco pecho y la observo complacido balanceándome de rama en rama.

                                                                              

                                                                                                 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...