29 enero 2014

La sinfonía del agua




Malena está de pie, intentando reconocerse en el rostro desfigurado que refleja el espejo. Abre el grifo del lavabo y deja correr el agua entre sus manos. Vuela entonces  a la cascada que propició su amor, pero ha pasado ya mucho tiempo... Demasiado. 

La líquida sinfonía del chorro brotando en libertad, aún tiene el poder de transportarla a ese lugar dónde sellaron tantas promesas. Se humedece la cara rota. La escuece. Respira hondo. Escupe sangre y rabia.

Una voz embriagada llega desde el dormitorio. Se paraliza. Tiembla...

–Cielo mío, ¿vienes a la cama… o tengo yo que ir a buscarte?












-------

22 enero 2014

Chiquilladas


 
Pero esta vez, ella lloró con ganas cuando papá, enfurecido como nunca, la castigó gritando que el resto del año lo pasaría en un internado de Andorra... A mamá le dio el mayor ataque de nervios de su vida al descubrir, dentro del agujero, a su rizoso querubín mutilado y gritando "¡Soy libre..!" 
Ella intentó explicarles, entre hipos, que solo se trataba de un juego; que Carlitos, como siempre, quiso ser el primero; que lo de la oreja lo decidieron por consenso y que, tras veinte días de cautiverio, no podía hacer otra cosa... Nadie había pagado aún los cromos del rescate.










16 enero 2014

Tío Julián




Tío Julián


Y así, tontamente, acabé pegándome un tiro. Apenas dolió. Me incorporé, más aterrada que otra cosa, y volví a dejar la pistola en la gaveta del despacho. Minutos después, una decena de policías y sanitarios irrumpían en casa seguidos por tío Julián: el portero. Aún aturdida me acerqué a explicarles que se trataba de un estúpido accidente… Me ignoraron. Entendí que seguían sus propios protocolos. Tomaron fotos, huellas…
Un enfermero negó apesadumbrado al evidenciar el débil pulso de la joven doncella, que yacía sobre un charco de sangre. Mi tío Julián emitió un grito ahogado:”¡Pobre criatura!” Me estremecí… Enfrentarme al desconsuelo que reflejaban sus ojos me remató. 

 







10 enero 2014

Medicina forense - Balada de cuna - REC



Dos nuevos despojos del REC... Esto marcha.


Medicina Forense

Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo, me anunció jocoso Fuentesaúco, al cruzarnos en el pasillo. A pesar del tiempo transcurrido la reconocí al instante, arraigada como continuaba, en los pilares de mi memoria. Conservaba intacta su fresca belleza, tal como la recordaba. La examiné de arriba abajo embelesado, seducido, una vez más, ante sus inmensos ojos verdes, su tez clara, sus pechos redondos, sus curvilíneas caderas, su piel inmaculada y esos labios carnosos que me pertenecieron durante aquel breve trimestre de facultad. La fotografié, la dibujé, la acaricié...
El corazón me dio un pellizco cuando, con ella yaciendo fría, hube de proceder a su autopsia.





                                                                                               Balada de cuna

Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo, así describiría el primer recuerdo que guardo de ella. En cuanto a mí ¿qué quieren que les diga? Era solo un cachorrito indefenso que lloriqueaba. El frío me paralizaba los huesos y apretaba los ojos con fuerza, intentando mitigar la cegadora luz. Las voces rasgaban el silencio y el aire gélido me abrasaba los pulmones… Sentí hambre. Nadie me explicó cómo debía actuar así que continué berreando de impotencia y de rabia. Llorar me resultaba sencillo, como si hubiese estado haciéndolo toda la vida… Desconozco por qué me acompañaron, me abandonaron desnudo y se alejaron volando… 
¡Malditas cigüeñas!






 



RELATOS EN CADENA      


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...