22 enero 2014

Chiquilladas


 
Pero esta vez, ella lloró con ganas cuando papá, enfurecido como nunca, la castigó gritando que el resto del año lo pasaría en un internado de Andorra... A mamá le dio el mayor ataque de nervios de su vida al descubrir, dentro del agujero, a su rizoso querubín mutilado y gritando "¡Soy libre..!" 
Ella intentó explicarles, entre hipos, que solo se trataba de un juego; que Carlitos, como siempre, quiso ser el primero; que lo de la oreja lo decidieron por consenso y que, tras veinte días de cautiverio, no podía hacer otra cosa... Nadie había pagado aún los cromos del rescate.










87 comentarios :

  1. Hola Towanda, gran imaginación la que has tenido para crear un 'juego de niños' en una especie de secuestro con mutilaciones incluidas, imagino que como pruebas del cautiverio en busca de una buena suma de cromos. Chiquilladas que cuestan caro. Ahora toca suspirar. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Loren.

      Secuestro, mutilaciones, zulo... ¡vamos, que no le falta de nada!
      Y es que a los niños les hacen falta muy poquitas cosas para jugar, jajajaja.

      Gracias por comentar.
      Un besobrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Toro, si tú eres un bendito a mi lado.

      Besos, resalao.

      Eliminar
  3. Buena apuesta, miraré los ganadores de hoy que ni he podido leerlos, pero bien podría haber sido este micro tuyo, me gustna las chiquilladas y desenterrar ese monstruo instintivo que tenemso en la infancia.
    Abrazos Twanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Monte.

      Yo tampoco los he leído, aunque me imagino que serán muy estupendosos y maravillosos. Volveremos la semana que viene.
      Gracias por tu amable comentario.

      Unos besos.

      Eliminar
  4. Niños, esos locos bajitos que diría Serrat...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana Tomás.

      Además que sí... locos de atar.
      Gracias por comentar.
      Besos.

      Eliminar
  5. Ingeniosa que eres, ...
    Un abrazo y me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.

      Gracias, me alegro mucho.
      Un abrazo de vuelta.

      Eliminar
  6. No se puede infringir las reglas del juego. Muy imaginativo Towanda.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jaal.

      Claro que no porque eso sería trampa.
      Gracias y besos.

      Eliminar
  7. Chiquilladas que ponen en tela de juicio las cosas de los mayores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tracy.

      Efectivamente, demasiados telediarios a la hora de la comida o de la cena.
      Besos, guapa.

      Eliminar
  8. Habría visto una de secuestros en la tele,menos mal que no le cortó mas cosas a ricitos de oro... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Genín.

      Menos mal. Se ve que era una buena niña.
      Besos, salud y gracias.

      Eliminar
  9. Hoy vengo crítica: me he liado con los personajes, me ha costado varias relecturas deducir cuántos había y quién hacía cada cosa. Sobre todo darme cuenta de que había una hermana y un hermano (¿porque los hay, no?).
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Caminante.

      Hay dos hermanos y un narrador -creo yo- que puede ser otra hermanita que lo está viendo todo y que, a lo mejor, aún es muy pequeña para que le tomen en cuenta. No sé, ¿qué te parece?
      Gracias, bonita. Si te produjo tantas dudas es un error de la que lo escribió...
      Besotes.

      Eliminar
    2. Según entendí yo, hay dos hermanos (niño y niña) que han estado jugando a un juego "un poco" peligroso y la niña intenta explicarlo a sus papás. Que además la narradora fuese otra niña ya no me lo planteé...
      Besos!

      Eliminar
    3. Hola, Caminante.

      Fíjate en que el texto está narrado en tercera persona. Cuando alguien cuenta algo de sí mismo utiliza la primera persona.
      En este caso (la niña explicándole a los padres lo que ha pasado) fíjate en que se dice que "ella" lloraba, que hacía hipos... Por tanto tiene que ser otra persona distinta la que lo está contando.. Y por la familiaridad en que habla de papá y mamá (como si también fueran su papá y su mamá) tiene que ser un hermano/hermana. Yo pensaba en una tercera hermana...

      No sé si te lo he contado bien
      Gracias por el interés.
      Besos.

      Eliminar
  10. Los niños...a veces me dan miedo...

    Besote guapa. Impactante como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, doctorcito.

      Pero solo a veces; dan más miedo los adultos.
      Besos.

      Eliminar
  11. La imaginación de Towanda al poder, y yo que le podría haber pasado a Carlitos mis cromos, !RELECHES!!! que mala suerte.

    Tres besos, tres... o más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sau.

      Las reglas de los juegos son verdaderamente importantes para los niños... Si le hubieras pasado los cromos a Carlitos habrías hecho trampa.

      Besos, tesoro.

      Eliminar
  12. Ayyy los niños..., cuándo yo digo que no se les puede dejar de vigilar y solos!!
    Me ha gustado mucho, felicidades.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nani.

      Claro que no se les puede dejar solos porque te la lían a la primera de cambio.
      Me alegro que te gustara.
      Besotes.

      Eliminar
  13. Me hago cargo, yo, hace muchos, muchos años, también habría sido capaz de cualquier cosa por conseguir los más escurridizos cromos de alguna colección. Enhorabuena Towanda. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juancho.

      ¿En serio? Eres un secuestrador en potencia... Jajajaja, que no, que es broma.
      Gracias por comentar.
      Unos besos.

      Eliminar
  14. Hola Towanda. Voy a intentar ser algo más crítico que la última vez que si no me riñes... a ver.. déjame que piense... ....pues no. No va a poder ser. Me parece un relato buenísimo. Has conjugado una situación de adultos vivenciada bajo la mirada de unos niños dándole un toque negro, negro, negrísimo sin que chirríe lo más mínimo. Una vez más enhorabuena y mucha suerte para el siguiente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Antonio.

      Uf, pensaba que me ibas a poner las pilas... Pero has sido muy generoso, la verdad.
      Me alegro mucho de que te haya gustado ese humorcillo negro que, a mí me fascina, pero que no siempre se consigue.
      Gracias y la misma suerte te deseo yo a ti.
      Besotes.

      Eliminar
  15. Me gusta, has puesto en boca de los niños un juego con hechos de los adultos. Tu imaginación se desborda en estos relatos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ester.

      Un juego tremendo, ¿no te parece? A mí me horroriza.
      Gracias, guapa.

      Eliminar
  16. Dios qué malvada te me estás volviendo Towanda, hacerle eso al chiquillo.... jajajaj
    Aunque lo he leído dos veces, imaginación no le falta al micro.
    La próxima vez lo ganamos las dos... PERO YO LA PRIME, si no, no te ajunto...
    Un beso amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosy.

      Ya, pero es lo que me sugieren esas frases de inicio... Yo era buena antes del REC, pero ahora me estoy haciendo una sicaria, jajajaja.
      La próxima vez lo ganas tú y ya está. Yo quiero seguir aprendiendo, que aún me veo muy flojilla.
      Otro beso grande para ti, amiguita.

      Eliminar
    2. Por cierto, se nota que te curras también el tema de las fotos... yo suelo meter una de mis archivos, a veces la primera que veo...jajaja , pero a ti te veo busca que te busca, eso es de agradecer, pues completa más, si cabe, el micro. Ay que curranta es mi chica...
      Otro beso.

      Eliminar
    3. Hola, Rosy.

      Ay, las fotos. Me gusta que saques el tema de las fotos porque soy de las que piensan que una imagen vale más que mil palabras. Dedico mucho tiempo hasta encontrar la que voy buscando.
      Hay veces que dejo los textos en borrador hasta que consigo la imagen que quiero... Será que soy una maniática, pero es cierto...

      Gracias, rebonita.
      Unos besos.

      Eliminar
  17. Las bases morales en construcción, cuestión muy delicada.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gemelas.

      Fieles al reflejo de lo que ven.
      Besos, guapas.

      Eliminar
  18. Uy dios que buen relato me dejaste sin palabras. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Citu.
      Gracias, ¿eso es bueno, no?
      Besos.

      Eliminar
  19. Le salieron caros los cromos a Carlito, eejejeje que imaginación la tuya
    unos besotesss cuidate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sabores.

      Es que Carlitos era un niño que amaba el realismo.
      Gracias, y me cuidaré porque está haciendo mucho frío.

      Besos.

      Eliminar
  20. Pobre criatura...mira que arrancarle la oreja... Espero que por lo menos los cromos no fueran de futbol.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Henry.

      Jó, estuvieron de acuerdo los dos... y fue un corte limpio; apena dolió.

      No sé de qué serían los cromos aunque creo que de Operación Triunfo.

      Besos.

      Eliminar
  21. ¡Hosti, Towi! He tenido que beber un trago de agua para asimilarlo. Muy, pero que muy concentrado.
    Un beso,

    Cuentón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cuentón.

      Jajajaja, pero qué reblandengue te me estás haciendo...
      Besos.

      Eliminar
  22. Me has dejado muy inquieto, no sé porqué me has hecho pensar en los niños-soldado. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marcos.

      Pues fíjate que ahora que lo comentas... a mí también.

      Besos y gracias.

      Eliminar
  23. Towanda me ha gustado mucho tu micro porque creo que esconde una maldad de las que me dan miedo de verdad, las de los niños, porque maldad y niñez parece que son contrapuestos pero a veces no es así. Creo que refleja muy bien la crueldad innata, que haberlas haylas...
    Aterrador!!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pulga.

      Uf, creo que vamos a discrepar... Yo creo que los niños no pueden ser malos, sí traviesos, pero no portadores de maldad. Hablo en general porque supongo que siempre habrá excepciones como en todo.

      A mí, que me encanta el cine de terror (aunque sea malo), me fascinan las pelis que ponen a un niño como el malo de la película... Ahí, sí estoy contigo, pero pienso que en el mundo real esas cosas no suceden.

      Bueno, gracias, reguapa.
      Un besazo.

      Eliminar
  24. Peligro de críos por dios, je je, qué bueno.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel.

      Pobrecitos angelitos.
      Un beso.

      Eliminar
  25. No se les puede dejar solos jejej, son diablos en diminuto. Siempre se dice que los niños hacen las cosas sin maldad, a saber......
    Muy bien narrado, esta vez estaba claro lo que decías.
    Un besazo desde Vigo.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Dulci.

      Hay que vigilarlos siempre porque te la pueden liar en cualquier momento, pero creo y estoy convencida de que las cosas no las hacen con maldad.
      Me alegro de que esta vez estuviese más claro.
      Gracias, y un beso muy grande desde Madrid.

      Eliminar
  26. Esos locos bajitos, cómo se nos parecen... Y la foto, menuda expresión. He pasado un rato muy divertido, gracias.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Manuel.

      A menudo los hijos se nos parecen y así nos dan la primera satisfacción... Ya lo decía Serrat.
      Me alegra mucho verte.
      Un beso y graaacias!!!

      Eliminar
  27. ¡Madre mia Towanda!; un micro al mas puro estilo Tarantino.

    Muy bueno, quizá con ese punto ácido que los del REC parecen no apreciar.

    En fin, habrá que seguir intentandolo. La verdad es que llevo un rato ahora leyendo a los despojados y el nivel esta alto y no baja. Cualquier semana hay un conocido en antena. ¿Serás tú?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alfonso.

      Jolínes, no sabemos cómo acertar con estos del REC, parecen abadesas de convento.
      En fin, muchas gracias por hacerme esa observación porque no tenía ni idea.
      Tendremos que seguir intentándolo hasta dar con ese micro que sepan apreciar o que les llegue.
      Espero que seas tú, o cualquiera de los que lleváis más tiempo. Yo acabo de llegar (ni un mes) y me conformo con ir ingeniando historias.

      Un beso.

      Eliminar
  28. Qué escalofrío, Towanda.
    Pues conocí un caso bastante parecido en un pueblo de la provincia de Sevilla en los 70, pero aquel acabó en tragedia: Un niño muerto y otro con el pene mutilado. Eran tres hermanos pequeños, dos niños y una niña. Terrible. Cuántas veces la realidad supera a la ficción.
    Desde luego, tu relato transmite una poderosa emoción, por lo menos a mi. Ánimo que vas muy bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esteban.

      Vaya, no tenía ni idea de ese caso que cuentas... En fin, espero que estas cosas no se repitan porque dan repeluz.
      Gracias por tus ánimos.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  29. Eres la caña de España con esa forma tuya de introducirnos en la escena, como si estuviésemos allí en primera fila sintiendo lastima de ese futurible pariente de Pascual Duarte y admiración por esa chiquilla terrible y llena de desbordante imaginación. Un micro trepidante de humor negro. Besotes para mis niñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Neuri.

      La caña o el Cola-Cao, jajajaja.
      Me encantó La familia de Pascual Duarte y, ahora que lo dices, este Carlitos recuerda un poco al hermanillo pequeño.
      Muchísimas gracias porque me das un subidón cuando te veo aparecer.
      Besos y abrazos, guapa.

      Eliminar
  30. Hola Towanda , caro le salio el secuestro a la pobre niña ... Se la llevan exposada a " Chirona " jajajajajaja ufff perdón quise decir a un internado , que para el caso es lo mismo.
    Te deseo un feliz fin de semana , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Flor.

      Es que hay papás que no entienden de juegos de niños, y se los toman en serio.
      Un beso y gracias.

      Feliz semana también para ti.

      Eliminar
  31. Y otro gran relato, corto y condensado, aunque fuera un poco de tu línea, creo percibir. Ya te digo que me ha encantado. Lo de la oreja mutilada me ha traído de inmediato imágenes de Recevoir Dogs, pero también de ese combate que vi en directo entre Mike Tyson contra Holyfield. Madre mía. Perfecta construcción, con las pinceladas precisas, necesarias, adelgazando la trama hasta lo imprescindible. Chapó, Tow, chapó. Un beso en agradecimiento. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángel.

      Estoy probando líneas diferentes a las que toco habitualmente y me está gustando ese lado perverso que llevo dentro y que fluye en cuanto le doy ocasión... Como una doctora Jeckyll.
      Recuerdo lo del combate de Tyson, menudo bestia, jajaja. Cuando lo escribí pensé en el nieto de un magnate americano al que secuestraron en los 70 y como no pagó el rescate le enviaron una oreja del chaval. El abuelo decía que tenía muchos nietos y que no podía hacer caso a cualquiera que secuestrara a alguno de ellos... Vivir para ver. Se llamaba Paul Getty.
      Me alegro de ir mejorando en esto de la brevedad, aunque creo que aún me queda mucho que aprender.

      Gracias, por tu comentario. He engordado un par de kilos.

      Besos, Ángel.

      Eliminar
  32. Buenas tardes amiga.... ¡creo que te estás impregnando del lado más salvaje del REC!
    A lo largo de los dos años de concurso he "vivido": mutilaciones, secuestros, suicidios, homicidios,.... jajá....pero esta es la primera "chiquillada! que recuerdo tan densa. ;)

    Pues qué decirte, que ... muy bien... y que si sigues así llegará un día que marcarán tu número y tú te desmayarás del susto (como casi hice yo) y no sabrás si ese micro elegido fue el mejor que escribiste en tu historia o si hubo algunos mejores... y ¡qué más da! ...sobre los designios del jurado no hay que plantearse nada.

    Un besazo para ti ¡y vigila a los críos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura.

      Creo que sí, que me voy a tirar por ese lado salvaje. Me resulta también muy creativo, aunque el que más me gusta es el social, como ya te comenté.
      Si me llaman me alegraré mucho, pero si no lo hacen pues lo seguiré intentando, porque en el fondo de eso se trata, de crear algo que re fue sugerido mediante una escueta frase de inicio.

      Besazos y gracias para ti por ser tan maja.
      Muaaaak.

      Eliminar
  33. Towanda, tu relato nos dice que la inocencia no está exenta de crueldad.
    Un micro que ya está premiado por el regalo de su lectura.
    Un placer adentrarse en el alma humana sea desde la perspectiva adulta o desde la infancia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Felicidad.

      Efectivamente, así es. Y los niños nos siguen demostrando lo crueles que pueden llegar a ser dentro de una tierna inocencia. Aunque para crueldad la que ven a diario en los actos de los mayores. No tienen más que poner las noticias y ver lo que sucede en Siria, en Iraq, en Sudán... Da lo mismo.

      Gracias, siempre por tu cariño y amabilidad.
      Un beso muy grande, rebonita.

      Eliminar
  34. Pues suerte tuvieron que sólo fue la oreja después de veinte días encerrados. Todos los actos tienen su consecuencia, psss...

    Besotes genia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, ion.

      Encima debían estar agradecidos porque la pobrecita no hizo más que lo que habian acordado en el juego.
      Gracias, guapa.
      Besos.

      Eliminar
  35. me encanta tu blog! ya me quedo por acá :)

    ResponderEliminar
  36. me encanta tu blog! ya me quedo por acá :)

    ResponderEliminar
  37. No quisiera estar en ese internado. ¡Mama mía la que puede preparar!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María Pilar.

      No sé qué será peor: el internado o el zulo del secuestro...

      Besos y gracias por comentar.

      Eliminar
  38. Virgendelamorhermoso, Towandica. Esta niña la ha liado lo que viene siendo parda. ¿Dejad que los niños se acerquen a mí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rubia.

      Parda y bien parda la que lió la pequeña. A tu pregunta digo sí, dejad que los niños se acerquen a mí, aunque sean traviesos. Otra cosa son los adolescentes que no hay quien los aguante, macaguenlamar.
      Besotes, guapa.

      Eliminar
  39. jajaja Se me ha recordado al secuestro de Paul Getty pero en ese caso no pedían cromos precisamente y el abuelo dijo que le cortaran la otra oreja, que él no soltaba ni un duro. :P ¡Tacaño el viejecito!
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, dolega.

      Paul Getty, ¡qué tiempos aquéllos! También yo lo recordé y al tacaño del abuelo. Cuanto más tienen más miserables son.
      Gracias, reguapa.
      Besos.

      Eliminar
  40. Por eso lo del horario infantil en la televisión, y siguen sin respetarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sheol.

      Efectivamente, es raro el telenoticias en el que no se ve sangre, explosiones, muertos...

      Besos.

      Eliminar
  41. Los niños muchas veces confunden realidad con imaginación. Buen micro. Un abrazo, bonita, Sotirios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Soti.

      Los niños son niños... Para educar estamos los padres.
      Un beso, precioso.

      Eliminar
  42. Me vuelve a pasar lo mismo, veo un relato muy forzado, a calzador, poco verosímil, ese amputar la oreja y veinte días de cautiverio. En fin, tú misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ximens.
      Te acepto la opinión, pero no la comparto... Es verosímil; no frecuente, pero sí posible.
      Gracias, otra vez.
      Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...