13 abril 2013

Atunes freudianos




Cada noche, el mismo sueño recurrente con la muerte visitándole en forma de atún. No entendía el significado de tamaña locura, que incluso le divertía, y que achacó a que no digestionaba bien sus copiosas cenas. Dispuso aligerarlas y hacer algo más de ejercicio cruzando unos largos en su piscina cubierta antes de dormir. Lejos de desaparecer, las pesadillas se hicieron cada vez más frecuentes. Lo que en un principio le solazaba y era tema de conversación en los desayunos de trabajo, se convirtió en una verdadera angustia. Hombre hipocondríaco donde los hubiera creyó que esas imágenes podrían ser síntomas de algún mal, con lo que su desazón fue in crescendo. Se realizó un chequeo completo que descartó cualquier enfermedad, pero los sueños continuaban. Pensó que si no era nada físico, el problema debía hallarse en su mente. Desesperado, decidió acudir a un acreditado psiquiatra con el convencimiento de que las alucinaciones nocturnas eran producto de alguna terrible dolencia mental.
–¿Me estoy volviendo loco, doctor? Dígame la verdad...
–Nada más lejos de la realidad. Sus sueños son premoniciones de una larga vida; ¡vamos, que son de manual! –le tranquilizó el galeno. Ni enfermedad física ni mental. Lo que usted tiene es el don de poder soñar con atunes… Los famosos atunes freudianos como vaticinadores de vidas longevas. Le envidio, amigo, ¡ojalá yo los tuviera!
El hombre quedó mucho más tranquilo.
Se acostumbró a compartir las noches con protagonistas tan singulares hasta que un día despertó convertido en pez y no pudo hacer nada por llegar a coletazos hasta la piscina.

80 comentarios :

  1. Buenaaaaas, ¿cómo están ustedes?..

    Espero y deseo que todo vaya bien o, al menos, como se pueda.

    Gracias por estar y por venir.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado Towanda!, como piscis que también soy tengo que decir que me encantan tus relatos y que con tu permiso, me hago seguidora de tu blog.
      Sigue así!
      Besos

      Eliminar
    2. Hola, Annaiss.
      Bienvenida y muchisímas gracias.

      Tòmate algo.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Mientras no nos convirtamos en atunes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tracy.
      Nosotras, que no soñamos con atunes, no tenemos peligro.

      Un abrazo, guapetona.

      Eliminar
  3. Jajjj, muy bueno, eso le para por fiarse de los psic. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, emejota.

      Jajajaja, el pobre hombre tenía razón y no le creyeron.
      Besotes.

      Eliminar
  4. Mire, se está usted convirtiendo en atún, pero no le voy a decir la verdad porque así ya, el día que ocurra, tengo cena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Zum.

      Eso fue lo que debió estar pensando el psiquiatra.
      Besos.

      Eliminar
  5. !RELECHES!!!

    Cada vez me sorprenden más los finales de tus historias, eres única, al menos me consuela que yo no sueño con atunes, sueño con nubes... para dos.

    Besos para dos ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sau.

      Soñar con nubes es muy bonito, poético, romántico... Pero soñar con atunes debe ser horroroso y más si no te gusta el pescado.

      Un beso muy grande y una vez más te felicito por tu última entrada que me ha gustado muchísimo.

      Eliminar
  6. Jajajaja. Después el atún soñaba que era hombre y así toda la vida.
    Qué imaginación.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paco kali.

      Podría ser. El atún llegó a la piscina y se quedó dormido soñando que era un hombre... Y así hombre y atún hasta el fin de la Humanidad o de la Atunidad.

      Un besote.

      Eliminar
  7. al abrir una lata siempre he pensado qué parte del hombre me estoy comiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noel.
      Al abrir una lata puedes estar comiéndote cualquiero parte. Desde el lomo a ...

      Un beso.

      Eliminar
  8. Lo siento por este señor, pero lo has demostrado. Los sueños se hacen realidad!!! Voy a tener grandes sueños.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gemelas

      Los sueños se hacen realidad, efectivamente, hasta los malos.
      Besotes.

      Eliminar
  9. Menos mal que no se convirtió en un acreditado psiquiatra que intuía largas vidas para sus pacientes.

    Saludos Towanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jaal.

      ¿Imaginas la angustia que debió pasar al intentar moverse sin agua? Mejor psiquiatra que atún, sin ninguna duda.

      Besos.

      Eliminar
  10. Siempre con tu sorprendente imaginación Towanda, te echaba de menos.
    Hizo bien el hombre en soñar con "atunes froidianos" y no con besugos, pues después de la reencarnación, tendría diálogos absurdos...jajaja. aunque no consiguiera llegar al agua.
    bsazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Spa.

      Jajajaja, tendría auténticos diálogos de besugo.
      Yo también te echaba de menos.
      Besos y muchísimas gracias por venir.

      Eliminar
  11. Siempre nos sorprendes, cuando vea un atún en el mercado le miraré con otros ojos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ester.

      Debes hacerlo, no sabes quién puede haber sido.

      Un beso.

      Eliminar
  12. Nadie entendió el verdadero mensaje y mira que se lo pusieron a "huevo" si estaba claro, soñaba con atunes y Freud, una relación de lo más lógica, al menos el psiquiatra debió darse cuenta jajajaja.
    Muy original como siempre Towanda y me pregunto siempre ¿Qué imaginación debiste tener de niña? Ya se, esa cualidad no se ha desgastado en ti.
    Muchos besos y muchas gracias por regalarnos fantasía e imaginación, necesaria para poder sentirnos jóvenes y activos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lola.

      El psiquiatra se pasó tres pueblos y eso que era un afamado especialista. Pobre hombre, mira que lo decía y acabó convertido en pez.

      Muchas gracias, guapa, por ser tan estupenda.
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  13. Esta noche he soñado que dos dogos gigantes se lanzaban sobre mí... por suerte estaban atados pero cuando yo retrocedía a toda velocidad los malditos dogos han cogido dos escopetas y han empezado a dispararme.

    Si sabes el significado me lo dices.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Toro.

      Soñar eso es de manual. Se trata del síndrome del dogo gigante escopetado y puede significar dos cosas (aún están reunidos en un congreso internacional dirimiendo su explicación). Hay quienes dicen que tiene que ver con el amor y otros que afirman su relación con las hemorroides... No te puedo decir más, por ahora, aún están en ello.

      Un beso muy grande, Toro.

      Eliminar
  14. El desenlace es genial y rotundo, ni en superatún, ni en el hombre-atún (sireno?). Un sueño 100% premonitorio, tenía que haber ido a una medium o pitonisa, habría dado en el clavo.

    Besos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mar.

      ¿Tú crees que una pitonisa hubiera acertado?.. No sé yo.

      Un abrazo, guapetona.

      Eliminar
  15. Muy original tu relato. me ha recordado al libro de Kafka la metamorfosis.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fus.

      Eso es un gran elogio. Gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  16. El final fue sorprendente como siempre...Mira que a veces sueños con atunes...;D

    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuel.

      ¡Pobre doctorcito! Mi consejo es que procures dormir cerca de la bañera, por si acaso.
      Besos.

      Eliminar
  17. Nada, un Gregorio Samsa como otro cualquiera, jaja. Tengo por ahí un micro titulado "Kafkiano" al que daré salida pronto y verás cómo existen concomitancias con el mío (milagros que suceden entre tauros y piscis, pequeña Tow). Me ha gustado trucho, Z. A., y además está escrito con primor, como a mí me gusta. Ese estilo es el que te conviene, con cafeína (por cierto, errata: "singullares"). Un besazo que anda a coletazos hacia tu piscina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángel.

      Estoy deseando leerlo y más conociendo como te las gastas. Espero que sea pronto porque ya me has generado curiosidad.

      Tauros y piscis, ¿hacen buenas migas?.. Seguro que sí, bueno ya veremos.

      Gracias por avisarme de la errata.

      Un abrazotazo muy grande.



      Eliminar
  18. Towanda, un microrrelato de metamorfosis de manual, si es que se veía a las claras, jaja. Que va, me sorprendió ese final inesperado de la conversión en pez, aunque puesto a reencarnarse es un buena opción.

    Como siempre resulta la mar de refrescante leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nicolás.

      Claro que se veía venir, jajajaja, si es que me cuesta sorprender y hacer cosas cortas; estoy aprendiendo.

      Un besote.

      Eliminar
  19. Una vez más, me ha sorprendido el final y me ha gustado tu relato, esto último no es ninguna sorpresa.
    Hablando de sueños, no te lo vas a creer, pero esta pasada noche he soñado con vos. Vivías en Buenos Aires y yo, por fin, viajaba a América. Me alojaba en tu casa, tu ibas a trabajar y charlábamos un rato cuando regresabas a última hora de la tarde. Me presentaste a un amigo con el que hice amistad y como él no tenía “laburu”, compartíamos conversación y tiempo. Siempre en tu casa. Pasaron unos días así hasta que decidí salir solo y andando a conocer la ciudad, era preciosa. Ni en películas había visto una ciudad así. Después decidía ir a visitar a Liliana G. (http://lanavede-lg.blogspot.com.es/). Es todo lo que recuerdo, pero fue un sueño bonito (vaya: atún, bonito...) que me dejó buena y agradable sensación.
    En fin, casualidades oníricas, supongo. Preguntaré a mi hijo el mayor, porque, ignorando totalmente de dónde lo saca, cuando le cuentas un sueño te da una explicación como si fuera un auténtico experto.
    Feliz semana. Un abrazo. Ah, y muchas gracias por la hospitalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esteban.

      Vaya sueño, pregúntale a tu hijo lo que significa y si es bueno me lo cuentas.
      Gracias, majete.
      Un besote.

      Eliminar
  20. Tenía que haber sido más precavido y dormir en el filo de la piscina. Si es que no se les puede dejar solos...

    Besotes Towa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, ion-laos.

      Eso es. Hombre prevenido... ya sabes lo que dicen.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  21. Que digo yo si no le salió ninguna escama, ni ninguna otra pista a nuestro hipocondriaco atún convertido en hombre que retorna a su ser. ¿Qué hacía un atún soñando que es un hombre que sueña con un atún?
    Un beso querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Luis Castilla.

      Pues no tengo ni idea, Luis. A lo mejor se metió en un bucle de tanto intentar entender el realismo fantástico, jajajaja. No lo sé.

      Gracias por acercarte.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  22. Pues me has recordado que tengo atún ultracongelado en la nevera y se me había olvidado, mañana me lo hago con tomate no sea que empiece a soñar con atunes... :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Genín.

      ¡Dios!, ¿no te da pena?.. Podría ser alguno de tus vecinos.

      Besotes, guapo.

      Eliminar
  23. No sé si es fantástico, real, las dos cosas a la vez, real extraordinario, mágico, alucinatorio, chordato imaginario... En cualquier caso, divertido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cuentón.

      Yo creo que es realismo estultíco, jajajaja.

      Mañana te lo digo o que nos los evalúe Luiscar, que es experto.
      Besos.

      Eliminar
  24. Holaaaa!!!! ¿Que tal estás? Me ha parecido muy bueno tu cuento. Un arranque buenísimo y el desenlace muy logrado también. Volveré, ya lo sabes. Un beso grande, Rocío

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rocío.

      Bueno, ¡cuánto se te echa de menos!, de verdad.

      Gracias, amiga, estoy haciendo incursiones en lo breve; me cuesta porque ya sabes que yo soy de las que hablan mucho pero lo intento.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  25. Muy bueno Towanda, en tu linea de genialidades e ingeniosidades! Hay ocasiones en que acabamos siendo pasto de nuestros sueños... Un placer leerte, tu fluidez engulle.
    Un besazo y un Gracias, por provocar reflexiones y sonrisas ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juliette.

      Muy generosa eres; demasiado.
      Agradezco tus palabras y si te sirvió para reflexionar, me alegro mucho.

      Besos.

      Eliminar
  26. Estupendo blog, muy original. Es espectacular el mundo de los sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Westy.

      Bienvenido. Tómate una cervecita y quédate el tiempo que gustes.

      Besos.

      Eliminar
  27. Escribo, luego existo!, es decir aùn estoy vivo...
    Aùn sueño, pero no en atunes, no vaya a ser que de acuerdo a Darwin me digan que provengo de un cocodrilo, y de rivete me conviertan en un atùn.

    Siempre ingeniosa y original Towanda
    Un Enorme abrazo bonita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Franciso José.

      Si sueñas alguna vez con atunes, ¿me lo dirías?, jajajaja.

      Gracias, amigo.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  28. Caray!! Me has dejado preocupada con el desenlace de manual… Te cuento: yo llevo un tiempo soñando continuamente con amapolas y cada día que pasa me veo más identificada con ellas, no le daba importancia hasta que he leído tu relato, ahora no se si ir a un acreditado psiquiatra o comprar una maceta con mi nombre.
    ¡Genial Towandita! Cada día mejor y mejor…

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Campo.

      ¿Con amapolas?, pues ya puedes ir a comprar una maceta con tu nombre, jajajaja.

      Ya sabes que esto son tonterías de una mente inquieta; no me creo mucho estas cosas, aunque ¿quién sabe si pueden ser verdad?

      Besos, guapísima, y muchas gracias.

      Eliminar
  29. Wow!!! cada vez me sorprendes más! menudo genio eres!!!
    algún día tengo que escribir algo parecido para que me digas qué tal gusta ok?
    un besazo y decirte que se te echaba mucho de menos!!!

    guapa que eres guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David.

      Menudo genio es el que tengo dentro de la lámpara, jajaja.

      Escribe, escribe y me lo cuentas.

      Gracias, bonito, que eres muy bonito.

      Eliminar
  30. El señor debió quedar estupendo en escabeche, despues de tanto largo de piscina los filetes serian de lo más turgentes. Siempre dispuesta a sorprendernos en cada una de tus historias a cual más original. Un enorme beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Neuri.

      Jajajaja, seguro que sí.
      Me da mucha alegría verte, de verdad.

      Ahí seguimos, intentando provocar una sonrisa que ya nos dan muchas malas nuevas en la prensa.
      Gracias, guapetona.

      Eliminar
  31. Jajajaja vaya yo tengo sueños recurrentes que soy tapado por una ola gigantesca y que antes de que el agua me toque me despierto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gary.

      Seguro que es algo muy bueno, no temas.

      Besos.

      Eliminar
  32. Towanda, me encanta por lo que tiene más que de freudiano de surrealista y sobre todo el final no previsible. Porque si la historia engancha queriendo desentrañar el significado del recurrente sueño, el final por no esperado, sorprende.
    Feliz, amiga, de leerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Felicidad.

      Tienes toda la razón del mundo porque no creo yo que Freud hablara mucho de atunes, jajajajaja.
      Conocí hace unos meses a un autor de relatos y me encantó precisamente por surrealista. Así que en esas andamos ahora, explorando como mejor podamos ese campo.

      Gracias, amiga, te agradezco mucho tu visita y comentario.

      Besotes.

      Eliminar
  33. Es que es difícil entender porque se sueña con atunes, quizás soñaba con la libertad que ofrece el mar.

    No me suelo acordar mucho de lo que sueño, lo cierto es que he oido que los sueños te dicen cosas que debes saber, pero cualquiera los descifra.
    Besitos soñadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Erika.

      Es muy difícil saber el significado de soñar con atunes, así que puede ser la libertad.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  34. jajaja, sorprendente. Atún sin salsa. Un placer pasar por aquí, aprovechando un pequeño respiro en el trabajo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sheol13.

      Al menos tenemos un pequeño respiro y tenemos trabajo, ¿qué más podemos pedir en estos tiempos?

      Un besote y muchas gracias.

      Eliminar
  35. De ser eso así, ya me gustaría soñar que me toca una primitiva de esas de tantos millones!! jajaja!

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mar.

      Suéñalo y cree en ello; a lo mejor se te cumple.

      Besos.

      Eliminar
  36. Si es que si las cosas no se toman en serio a tiempo.... :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, dolega.

      Tienes razón. Si le hubieran hecho caso desde el primer momento...

      Besos.

      Eliminar
  37. Cómo se nota que te gusta el surrealismo, Tow. Nunca sospeche nada al encontrarme contigo en la pescadería, ahora te miraré con ojos de pez. Me encanta tu relato, creas el suspense necesario para querer terminar de leer tu corto. Sé que te gustan los "peros", pues aquí uno que no lo es "se lo das mascado al lector". A unos les gustará como está, a otros les gustaría que no quedara tan clarito. En fin, ¿has visto la oferta del vino de rioja?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ximens.

      Sí que me gusta, sí, y aquí ando aprendiendo.
      En la pescadería utilizo mi cara más amable, jajajaja, no la verdadera.

      Se lo doy mascado, es cierto; no quería que quedara ningún cabo suelto y es posible que hubiera habido que trabajar más el final para insinuar sin ser tan explícita. Tomo nota.

      Muchas gracias.

      El rioja, ni idea, pero el Faustino VI estba a 7€ la de 1/2 litro... ¡una pasada!

      Besotes.

      Eliminar
  38. Mi Towanda, me ha gustado mucho este relato. Especialmente el título y ese final que sorprende.
    ¡He vuelto!... suena amenazante a que si?. Pensabas librarte de mi???
    Voy a por más.
    Un besazo preciosa,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosy.

      ¿Has vuelto? Eso es alegría para tod@s, al menos mucha para mí.

      El título aglutina un pescado habitual con un genio de los estudios de la mente, jajajaja. Para que luego digan que hay cosas que no tienen nada que ver.

      Un besote, guapa.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...